Cómo Obtener la Vida Eterna con Jesús según la Biblia

Cómo obtener la Vida Eterna con Jesús según la Biblia

Tiempo de lectura:7 Minuto, 36 Segundo

Alguna vez te has preguntado ¿cómo obtener la vida eterna con Jesús?

Sospecho que sí.

Con frecuencia a las personas de algún modo nos llega el momento en que necesitamos enfrentarnos a esa realidad.

Nos encontramos con tener que decidir por seguir a Dios y dejar atrás lo que nos hace daño a nosotros y quienes nos rodean.

Todos quisiéramos obtener la vida eterna y la biblia nos dice con claridad como lograrlo.

El día de hoy me gustaría comunicar ideas importantes acerca de cómo obtener la vida eterna con Jesús según la biblia.


Historia bíblica acerca de la vida eterna con jesús

Quisiera compartir contigo una historia registrada sobre Jesús en la biblia la cual nos presenta una interesante perspectiva acerca de cómo obtener la vida eterna con Jesús.

Esta historia presenta con claridad  que obtener la vida eterna con Jesús, es más importante el dinero, la libertad, la salud, la familia, los amigos o el crecimiento personal?

Aquí está:

“Cuando Jesús estaba por emprender su camino a Jerusalén, un hombre /joven y rico/ se le acercó corriendo, se postró delante de él y le preguntó:

 

—Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?

 

—¿Por qué me llamas bueno? —preguntó Jesús—.

 

Solo Dios es bueno; pero para contestar a tu pregunta, tú conoces los mandamientos: “No cometas asesinato; no cometas adulterio; no robes; no des falso testimonio; no estafes a nadie; honra a tu padre y a tu madre”.

 

—Maestro —respondió el hombre—, he obedecido todos esos mandamientos desde que era joven.

 

Jesús miró al hombre y sintió profundo amor por él.

 

—Hay una cosa que todavía no has hecho —le dijo—.

 

Anda y vende todas tus posesiones y entrega el dinero a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo.

 

Después ven y sígueme.

 

Al oír esto, el hombre se desanimó y se fue triste porque tenía muchas posesiones.”

 

‭‭Marcos‬ ‭10:17-22‬ ‭‬‬

Esta es la historia de un hombre joven el cual tenía una vida anhelada por los demás.

Tenía una excelente posición económica y social.


Acepta tu necesidad de Jesús

Era reconocido por todos a su alrededor cómo un ejemplo.

Un caso de éxito.

Pero le pasaba algo.

En su interior él sabía lo que los demás no podían ver.

Que a pesar de sus logros nada de eso le daba verdadera paz. 

Aquel joven, como todos nosotros, tenía en su mente paradigmas que formaban su manera de observar el mundo.

No obstante en su circunstancia actual sus paradigmas lo confundían.

Se suponía que para él todo tenía que estar bien.

Había hecho todo lo que él y las demás personas pensaban que debía hacerse para tener lo Vida Eterna con Dios.

Sin embargo tras todos sus esfuerzos él había entendido que aquello que anhelaba no lo había podido ganar.

¿Por qué? ¿Qué le faltaba? ¿Qué más tenía que hacer? Era su pregunta.

Muchos hemos experimentado esa misma circunstancia.

Podemos observar que todo a nuestro alrededor está bien, pero dentro de nosotros sabemos que nos falta algo importante.

A diferencia de algunos de nosotros aquel joven había identificado aquello que tantos sin saberlo buscamos y no podemos hallar.

Alcanzar el cumplimiento del propósito real de su existencia.

La vida eterna.


Busca a Jesús para obtener tus respuestas

Ya había hecho todo aquello que se suponía que tenía que hacer.

Sin embargo sabía que no la tenía.

¿Cómo se podía obtenerla?

Había estado observando a Jesús por algún tiempo y tras verlo de cerca. 

Después de escuchar atentamente a sus estremecedoras enseñanzas.

Luego de contemplarlo juntarse con los más necesitados y suplir con amor cada necesidad.

Al admirar su simpatía mientras sanaba a los enfermos.

Y más recientemente luego de atestiguar momentos antes su manera de amar y bendecir a los niños, cosa que probablemente nunca había advertido hacer a otro líder espiritual.

Su corazón quedó desconcertado.

¿Quién era este?

Si alguien podía tener la respuesta era Él.

Un impulso casi irresistible lo atraía hacia Jesús al punto a que lo llevó a seguirlo en su transitar.


Date la oportunidad de Aceptar a Jesús

De un momento a otro y sin poderlo evitar corrió y se tiró a sus pies en busca de esperanza para hallar aquello que nunca había podido encontrar.

Su experiencia de contemplar a Jesús le había impresionado al punto tal que una inexplicable convicción de que Jesús era especial le embargaba. 

Maestro “bueno” le dice de forma espontánea.

En ese instante aquel joven estaba haciendo algo inusitado.

Llamar a un líder espiritual “bueno” era completamente inusual en su entorno y tenía una probable connotación de divinidad.

Aún más arrojarse a sus pies antes de expresarlo reforzaba esa idea.

Sorprendido por esta afirmación, Jesús lo confronta para que comprendiera lo que sin darse cuenta acababa de expresar.

“Solo Dios es bueno” le expresa.

Dándole la oportunidad de ver en su interior la certeza que ahora tenía y que pudiera aceptarla completamente.


No mires otros, enfócate en el amor de Dios

Pero los paradigmas de aquel joven, aquello que no se atrevía a cuestionar por temor a los demás se interponían en el camino. 

Su dilema psico-social era tal que tras comprenderlo Jesús sintió compasión de él, y al observar la sinceridad de su búsqueda lo amó.

Lo amó de esa manera especial y única que aquellos que experimentamos podemos atestiguar.

Lo amó, lo entendió y lo aceptó de esa manera única en que nadie nunca más nos podrá amar, entender y aceptar.

Aquel joven ya había dado un paso gigante al atreverse a postrarse delante de Jesús.

Al aceptar su divinidad tras llamarlo bueno.

Al permitirse que sus compañeros, quienes odiaban a Jesús, lo vieran buscar respuestas en Él.

¿Estaría dispuesto a aceptar quien Jesús era en verdad?

Porque si lo hacía ni sus prejuicios, ni la opinión de los demás, iba a importar.

Cuantos también como aquel joven, tras contemplar a Jesús hemos experimentado esa misma situación de certeza acerca de que en Él podemos encontrar las respuestas para nuestras más profundas preguntas.

La respuesta a aquello cómo obtener la vida eterna.


No trates de ganar la vida eterna por tus méritos

Aun así no podemos quedarnos simplemente maravillados.

Debemos dar el paso hacia aceptarlo completamente en nuestra vida.

Los paradigmas de aquel joven le decían que para cumplir el propósito de su existencia.

La vida eterna.

Debía ajustar su comportamiento de manera exacta a lo que consideraba que Dios esperaba de él.

Le declaraban que la riqueza era una recompensa de Dios por la buena condición espiritual y que la pobreza era un castigo suyo por la mala condición.

En su corazón se sentía complacido de su desempeño y que Dios se complacía enteramente en él.

Inconscientemente pensaba que una de acción exterior era suficiente.

Jesús tras comprender la debilidad de su razonamiento le invita a una renovación interior.

Lo invita a que no confíe en sus acciones externas ni en sus riquezas, sino que ame a Dios de corazón y que ame a los demás más que sus posesiones materiales.


Recibe la vida eterna de manos de Jesús

Al declararle “sígueme” le está ofreciendo lo que tanto anhelaba.

La vida eterna.

Para obtener la vida eterna con Jesús nos es necesario seguirle. 

El regalo de una reconciliación plena con Dios a través de Jesús.

Algo que va más allá de nuestras acciones para transformar nuestro ser interior de nuevo a su semejanza.

Cumplir el propósito para el que fuimos creados.

Pero para que este joven pudiera echar mano de ese regalo debía hacer esas dos cosas.

Someterse a una reforma del corazón y seguir a Jesús.

La invitación ofrecida le brinda la oportunidad a que se decida acerca de quien es Jesús en realidad.

Si aceptaba que su expresión “maestro bueno” era cierta ya nada más tendría importancia.

Querido lector:

[bctt tweet=»Aquello en lo que realmente crees determinará la manera en que vives tu vida y tendrá impacto directo en la eternidad.» username=»soysegundo1″]

Tristemente la historia  que se registra de este joven es una dolorosa, debido a que sus paradigmas le impidieron aceptar lo evidente.

La identidad real de Jesús como Dios y su propia necesidad de una verdadera reforma espiritual interior.

Se fue lejos de Jesús.

La fuente de vida.

El único lugar donde podía encontrar todo lo que realmente valía la pena,


Conclusión

Vida eterna con Jesús debería ser la prioridad de nuestras vidas.

La vida eterna es un regalo de Dios a través de Jesús.

Te invito a que lo recibas.

Que sigas a Jesús.

Él es el camino la verdad y la vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Te gustaría obtener la vida eterna con Jesús?  Compártelo en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo obtener la Vida Eterna con Jesús según la Biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.