close-up photo of blue human eye

¿Por qué dijo Dios ojo por ojo y diente por diente en la biblia?

Tiempo de lectura:7 Minuto, 10 Segundo

Estos días en mi estudio del libro de Éxodo, encontré de nuevo uno de los famosos pasajes que dice: “ojo por ojo y diente por diente”.

La famosa ley del talión.

Al leer de manera rápida ese pasaje, con la mentalidad de un occidental del siglo veintiuno, uno no puede evitar cuestionarse esa filosofía.

En un mundo moderno donde existen leyes basadas en los derechos humanos, esto suena bastante injusto, ilógico y bárbaro.

Pero vale la pena preguntarse ¿qué quiso expresar Dios cuando dijo: ojo por ojo y diente por diente?

Esas son las preguntas que nos proponemos responder en esta publicación.

No obstante me gustaría que primero aclaremos y definamos algunos conceptos relacionados con este tema.


Qué es la ley del Talión

La ley del talión​ es un principio jurídico que consiste en que se deben imponer castigos que se identifiquen o equivalgan al crimen cometido con el fin de obtener reciprocidad.

La expresión más conocida de la ley del talión es el pasaje bíblico «Ojo por ojo, diente por diente».

Por ello, para poder entender el pasaje en su correcto contexto y marco histórico hablaré un poco más de esta ley, y luego daremos paso al pasaje bíblico.


¿Dónde nace la ley del talión?

Los primeros ejemplos que conocemos de la ley del talión se encuentran en el código Hammurabi de la civilización babilónica que datan del siglo dieciocho antes de Cristo.

Se menciona esto porque el texto hebreo donde aparece la expresión ojo por ojo y diente por diente data del siglo doce o trece antes de Cristo.

No es posible establecer si fue de los babilonios de donde se obtuvieron estos principios.

Es decir, si se originaron primeramente en ellos, y luego Dios los usó porque eran familiares a los pueblos de la época o si tienen un origen anterior.

Lo único que los historiadores han logrado concluir es que este era la ley más conocida, antigua e influyente en su época.


¿Qué quiere decir la expresión ojo por ojo y diente por diente?

Lo que esta expresión intenta comunicar es el mismo principio que la ley del talión, que la pena o castigo por un delito, crimen u ofensa, debe ser proporcional a la acción misma.

Si una persona le hace perder un ojo a otra, el castigo de esta persona debe ser perder un ojo también.

Que si una persona le hace perder un diente a otra, la pena de esta persona debe ser peder un diente también.

Esto no significa que no se pueda llegar a un acuerdo diferente entre las partes, por ejemplo una compensación financiera.

Entendiendo el origen de la expresión, y su contexto, leamos el texto bíblico donde lo encontramos.


Perspectiva bíblica sobre la ley del talión

He aquí uno de los pasajes bíblicos en relación con la expresión ojo por ojo, y diente por diente:

“Pero si hay más lesiones, el castigo debe ser acorde a la gravedad del daño: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, moretón por moretón.”
‭‭

Éxodo‬ ‭21:23-25‬ ‭

Este texto, cuando analizado aparte nos deja varias preguntas.

¿Estaba Dios declarando que era prerrogativa de las personas tomar venganza equivalente al daño recibido?

¿Estaba expresando algo más?

En efecto, a pesar de que la frase con frecuencia se usa para instigar o justificar la venganza.

Lo que la biblia expresa aquí es algo muy diferente.

Te invito a que leas el texto completo conmigo en su contexto desde la Traducción en Lenguaje Actual:

“»Si varios hombres se pelean entre sí, y en su lucha golpean a una mujer embarazada, se hará lo siguiente:

 

Si a la mujer no le pasa nada, pero muere el niño que llevaba en su vientre, el que resulte culpable deberá pagarle al esposo de la mujer lo que él pida, siempre y cuando los jueces consideren que lo que pide es justo.

 

Pero si a ella le pasa algo, se castigará al culpable haciéndole el mismo daño que le hizo a la mujer.

 

Es decir, si mata a la mujer, será condenado a muerte; si le saca un ojo, también a él se le sacará un ojo; si le rompe un diente, se le romperá uno suyo.

 

En cada caso se cobrará mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.”
‭‭

Éxodo‬ ‭21:22-25‬

Este texto fue presentado en un escenario específico: un hombre casado cuya esposa embarazada fuera golpeada en alguna rencilla entre hombres, y ella perdiera su bebé o muriera.

Con este contexto bíblico, permíteme hacer algunas observaciones respecto del tema.


Dios quería poner límites a la venganza

La idea original de este texto que estamos estudiando el día de hoy, y en general la idea original del concepto ojo por ojo y diente por diente es poner límites a la venganza.

No promoverla o validarla.

Estos principios fueron dados para que fuesen utilizados en un contexto jurídico con la intervención de juez, no para que la gente tomara la venganza en su mano.

En una sociedad tribal primitiva de honor-vergüenza, un evento como el que se narra en el texto de hoy, el de golpear la mujer de otro hombre e inducirle un aborto, no era mirado con liviandad.

Esto constituía una ofensa gravísima al honor del esposo de la dama.

El esposo, en su ira a causa del agravio y del daño, fácilmente podía buscar venganza matando al agresor, con indiferencia de cuál hubiera sido el daño perpetrado y las circunstancias del evento.

Dios, para prevenir este tipo de hechos, limita las sanciones que podrían ser impuestas a las personas.

Lo hace para que no haya represalias desmesuradas ante las ofensas.

Vale la pena repetir que este principio no trata de promocionar la venganza, incluso el texto de hoy habla de que debe mediar un juez entre las partes.

Recordemos como mencionamos al inicio que está basado en la reciprocidad y que en aquella época era la ley más conocida incluso por los no israelitas.

Sin embargo, Dios la está repitiendo dentro de un caso específico y bajo un sistema jurídico justo.


Dios usó un elemento familiar a la cultura de la época

Es importante entender que cuando los israelitas se empezaron a formar como nación, ni siquiera las civilizaciones más avanzadas conocían lo que hoy entendemos por derechos humanos.

Cuando Dios le dijo esto a los israelitas ellos eran una sociedad naciente que venía de pasar cuatrocientos años conviviendo con un pueblo pagano donde se practicaba la crueldad.

El principio de ojo por ojo y diente por diente se trata de restringir y controlas las acciones vengativas en una sociedad primitiva que apenas se estaba formando como una comunidad autónoma.

Dios toma un elemento de las leyes de la época, el cual es familiar para ellos, y lo reutiliza dándole un mejor propósito.

Se trata de no permitir que se mate a alguna persona o que se comentan acciones violentas sin que haya un juez, ni que haya una razón justa y de que la represalia sea mesurada.


¿Qué nos enseña Jesús sobre la ley del talión?

Jesús es claro en manifestar que estos principios no eran perfectos y que no justificaban la venganza.

Lo hace cuando dice:

Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.

 

Mas yo os digo: No resistáis con mal; antes a cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra.

 

Mateo 5: 38-39

Lo que Jesús quiere aclarar aquí, es que la venganza no es el camino.

Está declarando que lo que en su tiempo había sido presentado, no era una justificación para la venganza, sino una norma social de esa época y contexto para mediar entre pleitos complejos.

Jesús no se está involucrando con temas legales, ni está descalificando el sistema jurídico.

Simplemente nos enseña que el perdón es el camino hacia la paz y la libertad.

No la venganza.

Porque la venganza, no logrará jamás lo que el perdón nos da.


¿Y tú qué piensas? ¿Estás pasando por una situación en que quisieras tomar venganza? ¿Cuál es tu experiencia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

¿Por qué dijo Dios ojo por ojo y diente por diente en la biblia?

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.