¿Por qué Dios nos perdona según la biblia?

Por qué Dios nos perdona según la biblia

Tiempo de lectura:6 Minuto, 9 Segundo

Escribo esta publicación acerca de por qué Dios nos perdona según la biblia, con el objetivo de plasmar algunas ideas importantes.


Reflexiones acerca del perdón de Dios

Ayer escuchaba una entrevista que le hizo Jordan Peterson a Yeonmi Park, una joven activista de derechos humanos que escapo de Corea del Norte.

Yeonmi ahora se dedica a contar su historia de vida para ayudar a la libertad de las personas abusadas en su país por un régimen totalitarista que los tiene sumidos en el hambre, la pobreza y la completa ignorancia.

Me sorprendió mucho varios apartes de su trágica historia.

Uno de ellos fue el hecho de que para escapar de corea del norte ella y su madre fueron vendidas en china como esclavas sexuales.

Tras sobrevivir la violación, la esclavitud, el hambre y el abuso.

Cuando logró librarse de esa condición, con la ayuda de alguien más volvió a comprar a su madre.

Más adelante al quedar sin el sostén económico de quien era algo así como su dueño, tuvo que escoger entre morirse de hambre, la prostitución o trabajar en un oficio similar al de modelo webcam.

Escogió la tercera opción por ser la que le resultaba menos desagradable.

Ella relata que más adelante recibió la ayuda de misioneros cristianos para escapar de China a Corea del Sur.

Sin embargo para ello tenía que convertirse al cristianismo, lo cual estuvo dispuesta a hacer sin pensarlo.

Ella cuenta que dado que en Corea del Norte no existen muchos de los conceptos que nosotros tenemos como la libertad o el amor, mucho menos el pecado.

Dice que ella no sabía que estaba moralmente incorrecto trabajar en lo que hacía.

Pensaba que simplemente ella estaba haciendo lo que tenía que hacer para mantenerse con vida y cuidar de su mamá.

En algún momento uno los misioneros se percata del trabajo de Yeonmi y se escandaliza diciéndole que ella es una persona muy sucia y que sus pecados nunca podrían ser lavados.

Me entristeció mucho la ignorancia de aquel misionero que fue capaz de decirle una cosa tan terrible a una pobre mujer que, ignorando completamente conceptos de moral que nosotros tenemos, lo único que estaba intentando era mantenerse a sí misma y a su madre con vida en busca de algún futuro mejor completamente desconocido.

Me pregunté entonces como Dios veía a Yeonmi en su situación.

¿Castigaría Dios con la muerte eterna a un ser completamente analfabeta en términos de moral y de su ley por romperla tratando de proteger a su madre y mantenerse con vida?

O ¿la vería Dios con profundo amor y misericordia?


Qué dice la biblia acerca de por qué Dios nos perdona

Al llegar a la iglesia ese mismo día, escuché de nuevo la historia de la crucifixión del señor Jesús.

El momento en que antes de morir dice “Señor, perdonarlos porque no saben lo que hacen”.

Quien estaba hablando intentaba comunicar la importancia de perdonar en nuestra vida.

Sin embargo, yo noté algo más.

Yo consideré por primera vez en mi vida que Jesús en ese momento era no solo humano, sino plenamente Dios.

Es decir, la escena no presenta solamente a un noble ser humano pidiendo a Dios que perdone a los que le hacen daño, sino que tiene a Dios mismo perdonando a aquellos que lo están asesinando porque no saben lo que hacen.

La idea continuó gestándose en mi cabeza.

Esa noche me hice las siguientes preguntas:

Si el bien ideal es que yo perdone a aquel que no me pida perdón o se arrepienta, ¿por qué la gente se tiene que arrepentir para que Dios la perdone?

¿En qué forma no estaría Dios pidiéndome que haga algo que él no está haciendo?

En ese orden de ideas, ¿no sería mi moral superior a la de esa idea de Dios?

Me acosté a dormir considerando mis ideas a la expectativa de una solución para mi dilema.

Aquel Jesús con los brazos abiertos, siendo asesinado, perdonando a quienes lo traspasaban, indudablemente nos habla de la capacidad de Dios para perdonar.

Para perdonar aún a aquel que no se ha arrepentido porque no comprende que lo que está haciendo está mal o que necesita arrepentirse.

Entonces esto me dejó con una paradójica pregunta, siendo que Dios indudablemente es moralmente superior a cualquier otra criatura, su perdón necesariamente debe ser diferente al que yo debo dar para que sea necesario arrepentirse con el fin de ser perdonado por Él.

De lo contrario, Dios no sería moralmente perfecto.

La otra alternativa es que el tipo de perdón sea el mismo y las demandas morales de perdonar que se me hacen a mí, tengan como fuente el carácter de Dios.

En cuyo caso le serían aplicables también a Él, de lo contrario Dios no sería moralmente perfecto.

En cuyo caso, la capacidad de perdón de Dios es mucho más basta e incondicional de lo que yo antes hubiera comprendido.


El perdón incondicional de Dios

Tal vez, solo tal vez he estado abordando el tema de forma incorrecta.

Alguien me compartió las siguientes ideas como respuesta a las preguntas que me plantee.

Nosotros perdonamos no porque la otra persona nos pide perdón y es merecedora de nuestro perdón, sino para nosotros mismo ser libre de ese sentimiento.

El perdón nos sana a nosotros, el rencor como dice el dicho: es beber un veneno y pretender que el que se muera es el otro.

Entonces, perdonamos para ser libres.

Dios está dispuesto a perdonar, Dios ya perdonó.

Él ya pagó el precio.

El sacrificio ha sido ofrecido y todo el que desee aceptar ese perdón ya lo tiene.

David mismo dice:

cuando calle se envejecieron mis huesos, no tenía paz

 

(…) mi pecado te declaré y tú me perdonaste.

 

Salmos 32:3; 5

Al igual que el paralítico que fue traído por sus amigos, Jesús le dice tus pecados te son perdonados porque su enfermedad había sido consecuencia de sus pecados y lo que él deseaba más que nada era tener esa paz, y por eso Jesús le dice te perdono.

Cuando confesamos nuestros pecados, cuando nuestra alma busca por algo más, Dios te dice aquí estoy si quieres aceptarme.

Es cierto que Yeonmi hacia lo que hacía para sobrevivir, ella no conocía ni siquiera el concepto de pecado, o libertad.

Aun así algo de ella sabía que no estaba viviendo en plenitud.

Al confesar nuestros pecados, somos sanos nosotros, no Dios.

Es una carga que transferimos a Él.

A mí por mi parte, el misterio del perdón de Dios, de su infinita misericordia e insondable amor son una fascinación que no deja de sorprenderme.

La bondad de Dios no deja de maravillarme, así como no deja de asombrarme mi propia ignorancia sobre su verdadero carácter.

Tampoco deja de impactarme lo incomprendido que es Dios por nosotros.

Pero estamos aprendiendo.

Espero que estas palabras hayan sido de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Por qué Dios nos perdona según la biblia?  Compártelo en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Por qué Dios nos perdona según la biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.