27 Versículos De Salud En La Biblia

La salud física y espiritual es una de las dificultades más grande que como seres humanos hemos pasado.

Sin duda alguna los problemas de salud son muy comunes, y tal vez tú estés pasando por un problema como este.

Hoy queremos compartir diferentes versículos de salud para que ante la dificultad puedas encontrar una voz de aliento.

#1

Al oír esto Jesús, les dijo:

—Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: “Misericordia quiero y no sacrificios”, porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

Mateo 9:12-13


#2

Respondiendo Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

Lucas 5:31-32


#3

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente.

3 Juan 1:2


#4

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo apartaré de ustedes toda enfermedad.

Éxodo 23:25


#5

Restaura a los de corazón quebrantado
y cubre con vendas sus heridas.

Salmo 147:3


#6

Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente.

Mateo 10:8


#7

Gran remedio es el corazón alegre,
pero el ánimo decaído seca los huesos.

Proverbios 17:22


#8

No seas sabio en tu propia opinión;
más bien, teme al Señor y huye del mal.
Esto infundirá salud a tu cuerpo
y fortalecerá tu ser.

Proverbios 3:7-8


#9

Pues aunque el ejercicio físico trae algún provecho, la piedad es útil para todo, ya que incluye una promesa no solo para la vida presente, sino también para la venidera.

1 Timoteo 4:8


#10

Panal de miel son las palabras amables:
endulzan la vida y dan salud al cuerpo.

Proverbios 16:24


#11

La esperanza frustrada aflige al corazón;
el deseo cumplido es un árbol de vida.

Proverbios 13:12


#12

Al oír esto, Jesús le dijo a Jairo: —No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada.

Lucas 8:50


#13

¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará.

Santiago 5:14-15


#14

Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino.

Marcos 10:52


#15

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Santiago 5:16


#16

Él fue traspasado por nuestras rebeliones,

y molido por nuestras iniquidades;

sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz,

y gracias a sus heridas fuimos sanados.

Isaías 53:5


#17

El Señor alejará de ustedes toda enfermedad y todas las terribles plagas que, como bien saben, envió sobre Egipto; en cambio, hará sufrir con ellas a todos sus enemigos.

Deuteronomio 7:15


#18

Pero los curaré, les daré la salud y haré que con honra disfruten de paz y seguridad.

Jeremías 33:6


#19

Ningún habitante dirá: «Estoy enfermo.» Dios perdonará los pecados a los habitantes de Sión.

Isaías 33:24


#20

Vuelve y dile a Ezequías, jefe de mi pueblo: El Señor, Dios de tu antepasado David, dice: Yo he escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte, y dentro de tres días podrás ir al templo del Señor.

2 Reyes 20:5


#21

Hijo mío, presta atención a lo que te digo, inclina tu oído a mis palabras.           Que ellas no se aparten de tus ojos, guárdalas bien dentro de tu corazón, porque son vida para los que las encuentran y salud para todo ser viviente.

Proverbios 4:20-22


#22

Pero él soportaba nuestros sufrimientos y cargaba con nuestras dolencias, y nosotros lo considerábamos golpeado, herido por Dios y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeldías y triturado por nuestras iniquidades. El castigo que nos da la paz recayó sobre él y por sus heridas fuimos sanados. Todos andábamos errantes como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino, y el Señor hizo recaer sobre él las iniquidades de todos nosotros.

Isaías 53:4-6


#23

Pero en la angustia invocaron al Señor, y él los libró de sus tribulaciones: envió su palabra y los sanó, salvó sus vidas del sepulcro. Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas en favor de los hombres.

Salmo 107:19-21


#24

El secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes paso.

Apocalipsis 21:4


#25

Y se preguntaba a sí mismo “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mi cosecha”. Después pensó: “Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes, y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y date buena vida”.

Lucas 12:17-19


#26

Luego les dijo: «Si escuchas realmente lo voz del Señor, tu Dios, y practicas lo que es recto a sus ojos, si prestas atención a sus mandamientos y observas todos sus preceptos, no te infligiré ninguna de las enfermedades que envié contra Egipto, porque yo, el Señor, soy el que te da la salud».

Éxodo 15:26


#27

«Vuelve y dile a Ezequías, el jefe de mi pueblo: Así habla el Señor, el Dios de tu padre David: He oído tu súplica, he visto tus lágrimas. Yo te voy a curar: dentro de tres días subirás a la Casa del Señor.

2 Reyes 20:5


Conclusión

Deja tu salud o tu enfermedad en las manos de Dios, permite que estos versículos de salud que compartimos contigo te llene de esperanza y que tu fe te ayude a tomar su mano y juntos calmar cualquier tormenta.

Si te gusto podemos ayudarte a seguir creciendo tu fe con 22 Versículos sobre Deleitarse en el Señor .

Y también te compartimos esta hermosa lectura que te ayudara Palabras divinas que sanan-Siloam Editors.

Si estás pasando por alguna dificultad queremos orar por ti, nos puedes dejar un comentario y estaremos orando por tus dificultades y tus miedos.

Deja un comentario