Arrepentimiento verdadero y falso [Diferencias en la Biblia]

Arrepentimiento verdadero y falso [Diferencias en la Biblia]

Tiempo de lectura:4 Minuto, 45 Segundo

Con frecuencia, quienes alguna vez deambulamos la vida lejos de Dios y de su voluntad, pasamos por momentos que nos llevan a buscar a Dios.

Todo parece indicar que estamos viviendo un arrepentimiento verdadero, pero de repente, volvemos a apartarnos de Dios.

Existen muchas explicaciones posibles para este evento.

Hoy quisiera hablarte acerca de este tema.

Con ello, te explicaré lo que es el arrepentimiento verdadero, y las diferencias entre arrepentimiento verdadero y falso.

Para eso hablaremos de algo que yo llamo el dolor o el sufrimiento causado por nuestro propio pecado.


Historia bíblica sobre el arrepentimiento verdadero y falso

Para empezar, quisiera compartir un corto pasaje bíblico que considero refleja bien este tema:

“Entonces Faraón envió a llamar a Moisés y a Aarón, y les dijo:

 

He pecado esta vez; Jehová es justo, y yo y mi pueblo impíos.

 

Orad a Jehová para que cesen los truenos de Dios y el granizo, y yo os dejaré ir, y no os detendréis más.

 

Y viendo Faraón que la lluvia había cesado, y el granizo y los truenos, se obstinó en pecar, y endurecieron su corazón él y sus siervos.

 

Y el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir a los hijos de Israel.”
‭‭

Éxodo‬ ‭9:27-28, 34-35‬

En el anterior pasaje, Dios había solicitado, en múltiples ocasiones y con diversas evidencias, a faraón que dejara ir al pueblo de Israel de la tierra de Egipto.

Sin embargo, ante cada solicitud y prueba del poder de Dios, faraón se negaba y obstinado continuaba impidiendo su partida.

En determinado momento, tras la plaga de granizo que mató tantos egipcios y tantos animales suyos; faraón manda llamar a Moisés y le expresa esas palabras.

“He pecado esta vez; Jehová es justo, y yo y mi pueblo impíos.“

Al leerlas, parece emocionante pensar que por fin faraón recibió la corrección de Dios y aceptó su maldad, reconociendo su pecado y aceptando la oportunidad de salvación que Dios le estaba ofreciendo.

Sin embargo, tras leer, nótanos que tan pronto la calamidad pasó, faraón se apartó de su primera determinación, de su palabra, y no quiso dejarlos ir.

Lo que parecía un arrepentimiento verdadero terminó siendo un arrepentimiento falso.


Características del arrepentimiento falso en la Biblia

He llamado sufrimiento a causa del pecado a una forma de arrepentimiento falso que vimos en la historia anterior.

Los seres humanos cuando desobedecemos a Dios, nos causamos daño a nosotros mismos y traemos males sobre nuestro ser.

Estas circunstancias hacen que la vida se torne dura, triste y difícil.

Al vernos desesperanzados y sin poder hacer nada por nosotros mismos para solucionar nuestra situación, con frecuencia acudimos a Dios.

La motivación que nos lleva a este hecho, no necesariamente puede reconocerse como un arrepentimiento genuino, sino que se trata de una acción motivada por un deseo de autopreservación.

Realmente no queremos a Dios, solo queremos lo que Dios puede hacer por nosotros.

No queremos estar con él y escuchar su voz, únicamente queremos que nuestro dolor y sufrimiento desaparezcan.

Tristemente, tan pronto como eso pasa; tan pronto como Dios nos ayuda y retira aquello que nos aqueja; nos vamos caminando de nuevo lejos de él.

No nos movió un arrepentimiento verdadero.

Nos movió el egoísmo.

El amor propio.

No hubo amor por Dios allí.

Esto no quiere decir que el arrepentimiento verdadero no pueda tener relación, o estar acompañado por sufrimiento a causa del pecado.

Tampoco quiere decir que el sufrimiento por causa del pecado no pueda motivarnos hacia un arrepentimiento genuino.

Lo que quiero aclarar es que son dos cosas diferentes.


Características del arrepentimiento verdadero en la Biblia

El arrepentimiento verdadero es un don de Dios, el cual nosotros pedimos con humildad nos sea impartido por su Espíritu.

El corazón humano en pecado es necio, malvado y obstinado. Es hostil a Dios por naturaleza.

Por eso es que solo el poder de Dios y su influencia en la persona del Espíritu Santo puede ayudarnos a volvernos a Él.

La experiencia de arrepentimiento genuino, involucra una determinación y deseo por apartarse de la acción, o las acciones viles antes perpetradas.

Implica un desprecio por aquellas cosas que antes pensábamos nos eran bien.

Implica una desconfianza en nosotros mismos para lograr el éxito en vencer el pecado, y una completa dependencia de Dios.

Implica una tristeza, no nada más por las consecuencias de nuestras malas acciones, sino por el hecho de que alguna vez las cometimos.

Esto se debe a que logramos ver lo malvado de nuestro ser.

Nada de eso nace del hombre carnal.

Solamente el poder de Dios puede obrarlo en nosotros.


Conclusión

Ahora, si estás pasando por una situación en la que experimentas sufrimiento a causa de tu pecado, no te desanimes al leer estas líneas.

No quiero que creas que tú situaciones es inválida o que Dios no se interesa por tu experiencia.

Todo lo contrario, has dado un paso importante.

Ahora tu siguiente paso es volverte a Dios para pedir que te conceda un genuino arrepentimiento.

De esta forma tu corazón podrá ser libre del pecado y con la ayuda de Dios nunca más volverás a él.


¿Y tú qué piensas? ¿Estás pasando por una circunstancia en la que no sabes si experimentas arrepentimiento genuino? ¿Cuál es tu experiencia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Arrepentimiento verdadero y falso [Diferencias en la Biblia]

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.