Empezar de nuevo con Dios

Cómo empezar de nuevo con Dios según la biblia

Tiempo de lectura:9 Minuto, 48 Segundo

Qué bueno que quieras volver a empezar de nuevo con Dios.

No sé cuál sea tu circunstancia.

Quizá tuviste un doloroso revés en la vida, quizá fue injusto y des-estabilizante.

Quizá en algún punto te cansaste de lo mismo.

Te cansaste de lo que no tiene sentido ni significado.

Te diste cuenta de todos los errores cometidos y heridas causadas.

Si estás aquí, preguntándote cómo empezar de nuevo con Dios.

Empezar de nuevo de la manera correcta.

Lo que estás haciendo solo lo hacen los valientes.

Mientras otros se dieron por vencidos y decidieron quedarse allá, tú estás en pie de lucha.


Historia bíblica sobre empezar de nuevo

Hoy me gustaría compartir contigo la historia de un valiente como tú.

Un hombre que reconoció estar equivocado y decidió volver a empezar en la vida de la manera correcta.

Acompáñame a leer:

Mientras {Jesús} estaba en Jerusalén , (…) muchos creyeron en su nombre (…).

 

(…) Jesús (…) los conocía a todos; no necesitaba que nadie le informara nada acerca de los demás, pues él conocía el interior del ser humano.

 

Había (…) un dirigente de los judíos llamado Nicodemo.

 

Este fue de noche a visitar a Jesús.

 

―Rabí —le dijo—, sabemos que eres un maestro que ha venido de parte de Dios (…).

 

―De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.

 

―¿Cómo puede uno nacer de nuevo siendo ya viejo? —preguntó Nicodemo—.

 

¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer?

 

―Yo te aseguro que quien no nazca del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—.

 

Juan 2: 23-25 ; 3: 1-5

Enigmática historia ¿no?

Nicodemo era un hombre importante en la sociedad de su tiempo.

Era un líder muy destacado en temas políticos y religiosos.

Reconocido, respetado, acaudalado.

Había trabajado arduamente toda su vida para conseguir la posición que ahora disfrutaba.

Pero era un hombre que guardaba un secreto.

Un secreto que solo Jesús y él conocían.

Porque solo Jesús conoce el interior del ser humano.

Un hombre que quizá estaba cansado de la vida que llevaba.

Una vida en la que por fuera todos lo veían estar bien, pero nadie se imaginaba lo que pasaba en su interior.


No escuches a los que te alejan de Dios

Muy probablemente, Nicodemo vivía su vida tratando de seguir una serie de reglas más para guardar las apariencias en lugar de amar a Dios.

Mientras todos sus amigos, y conocidos odiaban a Jesús y querían matarle, Nicodemo decidió hacer algo revolucionario.

Con vergüenza,  una noche en la completa oscuridad, para que nadie lo viera, escondido se va a buscar a Jesús.

Abre la boca, pretendiendo romper el hielo, le dice al señor que aunque no era capaz de reconocerlo ante los demás, creía en Él.

Jesús obvia la introducción de Nicodemo y va directo la necesidad de su corazón.

Aquello que lo llevó a atreverse a desafiar el status quo, a darle la espalda a sus amigos que odiaban a Jesús e ir a buscarlo.

Nicodemo como tú, quería empezar de cero.

Quería volver a comenzar.

Pero no sabía cómo.

No sabía qué hacer.

Ya tenía muchos años encima, muchos títulos encima, era reconocido por ser la persona que ya era.

Pensaba en lo que la gente iba a decir de él si veían que empezaba a vivir de una manera diferente.

Peor aún, que iban a hacer y cómo lo iban a tratar si empezaban a ver que seguía a Jesús.

Quizá pensaba que él era una persona muy importante e influyente como para cambiar.

Tenía la certeza de que sus amigos lo iban a rechazar, que las personas se iban a burlar de él.

Pero aun así su deseo de cambiar y de saciar su corazón era mucho más fuerte a sus miedos.

Créeme cuando te digo que no es coincidencia si te sientes identificado con la historia de este hombre.

Dios permitió que pudieras conocer de esta historia por medio de su palabra porque esta historia está en ella para ti.


Aprende a desaprender lo malo

Ante tal necesidad de ese hombre el señor, en su amor le ahorra el dolor de revelarse mediante las palabras ante él y le contesta algo enigmático, pero profundo y hermoso:

(…) te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Ya me puedo imaginar la cara de desconcierto de Nicodemo.

Su sorpresa fue tal, que sus labios no pudieron contener la inminente pregunta:

¿Cómo puede uno nacer de nuevo siendo ya viejo? (…).

¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer?

Nicodemo sabía a qué se refería Jesús al hablarte estas palabras.

Sé que estás haciéndote la misma pregunta que Nicodemo hizo.

Para serte franco, si continúas leyendo, el Señor no le da una respuesta.

Por el contrario lo confronta con la realidad de que él se consideraba un maestro sin conocer lo que realmente era importante saber.

Seamos francos, tú como Nicodemo también has vivido la vida creyendo saber cómo funciona y pensando que no necesitas de Jesús para descifrarla.

Pero la realidad es que lo que Nicodemo sabía no era suficiente para asegurarle el reino de los cielos.

Quizá después en otro escrito nos adentramos en este tema.

Analiza tu vida y tus patrones de conducta

Por lo pronto me concentraré en explicarte lo que considero quiso decirle Jesús a Nicodemo cuando le dijo: «debes nacer de nuevo».

Esta es una de esas respuestas que comienza por una pregunta.

Te pregunto:

¿Qué tanta información tenías en tu cerebro cuando naciste?

Alguna vez escuché a un padre decirle a un amigo, al hablar de la educación de los hijos.

“Los niños son como un casete en blanco.”

El resultado de sus conocimientos y comportamientos depende completamente en lo que los padres pongan en ese casete.

Ahora, habrá quien refute esto, pero en términos generales es un concepto generalmente aceptado.

Pues bien, una preciosa verdad que considero que el espíritu santo me comunicó en cierta ocasión al meditar en este texto es esa.

La de que toda nuestra vida, desde nuestra niñez temprana, nuestra mente está siendo programada por un mundo corrupto para caminar lejos de la fuente de la vida.

Para caminar lejos de Jesús, lejos de la luz.

Para caminar en tinieblas, en el error y en el dolor.

La música llena de erotismo que escuchamos que destruye los matrimonios antes de formarse.

La violencia en la televisión y las películas que deforma nuestro carácter.

El alcohol y las drogas que embrutecen y destruyen el cerebro y la voluntad.

Las ansias de satisfacer el ser con éxitos vacíos, el dinero y con placeres pasajeros.

La publicidad que hace de la mujer una mercadería.

El sistema económico y social que nos condiciona para ser egoístas.

Y tantas otras cosas.

Claro que nos es necesario desaprender cuando decidimos nacer de nuevo y empezar de nuevo con Dios en Jesús.

La realidad es que tu mente está llena de información.

Información que ha deformado la imagen de Dios en tu ser.

Información que no te ayuda, ni te edifica en este nuevo camino que estás comenzando.

Información que ha estado direccionando tus acciones y decisiones por caminos nocivos para tu desarrollo y crecimiento espiritual y emocional.

Es necesario desaprender los conceptos errados sobre cómo funcionan las relaciones interpersonales, lo que es correcto a los ojos de la moral, la ética; cómo liderar la familia, cuáles son las diversiones que te construyen como ser humano, etc.

Entre tantas otras cosas.

Deja de alimentar tu mente con cosas malas

También es necesario dejar de alimentar tu mente con información que no te construye y edifica en este nuevo comienzo.

Es necesario dejar de lado las actitudes y comportamientos intolerantes y corruptos.

Nos es necesario desaprender.

Nicodemo era un hombre viejo, cuya mente estaba llena de preconceptos que le impedían aceptar completamente a Jesús en su vida y ver la transformación que tanto anhelaba.


Empieza a aprender de Jesús lo bueno

Lo que Jesús le dice es que es necesario que se vacíe de sí mismo y se llene de Cristo.

Que empiece a caminar con Jesús y a emular su carácter, que no siga viviendo acorde a lo que su sociedad proponía sino la forma de vida y el carácter que Jesús enseña.

Pero tú dirás, es una tarea demasiado ardua.

Y lo es.

Es contraria a todo lo que alguna vez me dijeron.

Lo sé.

Pero es la verdad.

Y la verdad te hace libre.

La razón por la que Dios te pide que empieces a desaprender tantas cosas cuando vas a empezar de nuevo es porque te ama y él sabe lo que es mejor para ti.

Durante mucho tiempo alguien usurpó en tu vida el lugar que le corresponde a tu verdadero padre.

Ese usurpador no te ha amado, solo ha querido destruirte y herirte.

Para esto ha puesto en tu mente y tu corazón cosas equivocadas de todas las formas posibles, desde todas las direcciones posibles.

Pero ahora has llegado a tu padre verdadero, aquel que te ama tanto que se dio a sí mismo por ti para que puedas tener vida eterna y tener esperanza.

Que maravillosa oportunidad la de aprender de un padre que nos ama de verdad y quiere lo mejor para nosotros.


¿Cómo tener un nuevo comienzo con Dios?

La realidad es que nunca estarás solo.

Es una tarea que le corresponde a un ser muy especial.

Cuando Nicodemo le hace la pregunta que revisamos atrás a Jesús, él le contesta:

quien no nazca del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.

Jesús le dice que para lograr el cometido de nacer de nuevo es necesario nacer del agua y del espíritu.

Lo que quiere decir que es necesario que Nicodemo acepte a Jesús en su corazón y le reconozca públicamente.

Ya no más a escondidas, ni de noche cuando nadie sepa.

Jesús quiere que se comprometa esta vez de verdad con él sin importar lo que digan o piensen los demás.

Sin importar lo que pueda pasar porque su confianza está puesta en Dios y Dios lo guiará por el mejor camino.

Que le reconozca por medio del bautismo.

Y que por medio del bautismo reciba el espíritu de Dios en su vida y en su corazón.

Sé que quizá esto es nuevo para ti.

Quizá no es fácil de digerir.

Pero es la cosa más hermosa que jamás podrás experimentar.

Ser lleno del espíritu de Dios, caminar por el espíritu y no por la carne.

Cuanto quisiera podértelo expresar con palabras, pero es algo inexplicable.

Algo que las palabras y el idioma se queda corto para expresar.

Algo que te invito a experimentar por ti mismo.

Algo que cambiará tu vida para siempre.

Vas a vivir un viaje de desaprender pero de aprendizajes increíbles y lo mejor de todo de la mano de Dios mismo.

De la mano de un padre que te ama y que solo te dará lo mejor por toda la eternidad.


¿Cómo fue esa experiencia tuya de nacer de nuevo o cuál es tu experiencia actual al respecto? Compártelo con todos nosotros en un comentario en la parte de abajo para crecer juntos.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo empezar de nuevo con Dios según la biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.