Cómo enfocarse en Dios según la biblia – El ejemplo de Cristo

Enfocarse en Dios conforme nos lo enseña la biblia es uno de los desafíos de la vida cristiana.

Los seres humanos con frecuencia funcionamos en intervalos.

Los cristianos tenemos periodos en los que es fácil permanecer enfocados en lo eterno; pero luego vienen otros periodos donde perdemos de vista lo espiritual.

El día de hoy me gustaría compartir contigo información valiosa acerca de cómo podemos tener éxito en nuestros esfuerzos de estar enfocados en Dios.

Revisemos un episodio en la vida de Jesús que nos permite tomar lecciones sobre este tema.


¿Qué dice la biblia de estar enfocado en Dios?

La historia de Jesús a la que me refiero comienza en algún lugar en el desierto de Samaria.

Hace unos días hablamos de la historia de Jesús y la mujer samaritana.

Después de que Jesús se revela ante ella como el Mesías.

La mujer va corriendo al pueblo a decirles a todos que había encontrado al Mesías y a invitarlos a ir a ver a Jesús.

Entre tanto que esto ocurre, los discípulos habían llegado donde Jesús se encontraba después de haber ido al pueblo a buscar comida.

Lee conmigo una curiosa, pero importante enseñanza que Jesús nos deja a través de sus fuertes convicciones y capacidades de ejecución y liderazgo sobre como enfocarse en Dios.

Mientras tanto, los discípulos le rogaban diciendo:

—Rabí, come.

Pero les dijo: —Yo tengo una comida para comer que ustedes no saben.

Entonces sus discípulos se decían el uno al otro:

—¿Acaso alguien le habrá traído algo de comer?

Jesús les dijo: —Mi comida es que yo haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra.

Juan 4:31 – 31

Este pequeño fragmento nos permite ver con claridad una cualidad muy importante del carácter de Jesús.

Se trata de su capacidad de enfocarse en lo eterno.

#1 Enfocate en el propósito de Dios

Para enfocarse en Dios y mantenernos en ello, necesitamos mantenernos activamente involucrados en sus propósitos eternos.

Cuando participamos de la obra de Dios, antes que perseguir nuestras ambiciones egoístas, enfocarnos en Dios es más fácil.

De esta historia aprendemos de Cristo su capacidad de mantenerse enfocado en el propósito del Padre para su vida en la tierra, por encima de las demás cosas que ocurrían a su alrededor.

Lo que está ocurriendo aquí es que Jesús sabía lo que estaba pasando en el pueblo mientras sus discípulos le rogaban que comiera.

Él sabía que en breve iba a llegar una tremenda multitud traída por la mujer samaritana para hablar con Él y conocerle.

Él iba a tener la oportunidad de proclamar el amor del padre a estas personas, sanarlas y permitirles ver que Él era el salvador.

El cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Por esta razón prefería estar completamente disponible para atenderles en lugar de que le encontraran comiendo.

#2 Desarrolla dominio propio

Cuando no desarrollamos bueno hábitos y sometemos nuestra voluntad a la razón, debilitamos nuestra capacidad de enfocarnos en Dios.

Por el contrario, cuando desarrollamos dominio propio, podemos poner las prioridades de nuestra vida en orden, entre ellas la primera de todas, el darlo el primer lugar a Dios.

Jesús y sus discipulos habían caminado durante bastante tiempo y tuvieron hambre, por eso ellos fueron al pueblo a buscar algo de comer.

Incluso Jesús, quien se había quedado esperando, le pide agua a la mujer.

Claro que Jesús tenía hambre.

Él era un ser humano y tenía las mismas necesidades.

Sin embargo, había desarrollado la capacidad de controlar su voluntad y su cuerpo a través del desarrollo de una cualidad muy importante llamada el dominio propio.

Si realmente quieres mantenerte enfocado en las cosas eternas, esta es la cualidad que necesitas y Jesús la tenía.

¿Sabías que además de ser una cualidad, también es un fruto del Espíritu de Dios en la vida del creyente?

La biblia dice que:

(…) el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. (…)

Galatas 5: 22-23

Si realmente quieres mantenerte enfocado empieza por recibir y permitir la obra del espíritu de Dios en tu ser.

Dios quiere ayudarte a que tengas dominio propio, si se lo permites darás ese fruto y muchos otros más.

#3 Enfocate en la visión de Dios

Podemos conocer la visión de Dios para nuestra vida por medio de su voluntad, la cual nos ha sido revelada en la biblia.

Cuando priorizamos diariamente la voluntad de Dios para nosotros, estamos en el camino correcto para enfocarnos en Dios.

Cristo tenía una sola prioridad en su vida,

Jesús les dijo: —Mi comida es que yo haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra.

Es por esto que vemos que para él era más importante cumplir con la misión de atender las necesidades de aquellas personas que en breve llegarían que comer.

A pesar de la fuerte insistencia de sus discípulos, pues la biblia dice que ellos le «rogaban» que comiera, Jesús mantiene su foco en la visión de Dios.

#4 Manten tu enfoque en Dios, no en lo terrenal

Aveces podemos perdernos tanto en nuestros afanes cotidianos que perdemos de vista lo realmente importante.

Claro que el trabajo es importante, el estudio, la familia, los amigos tambien, pero nada es más importante que Dios.

Jesús se mantiene enfocado en su misión y las prioridades de Dios su padre.

Las ocupaciones cotidianas de la vida no lo distraerían de hacer lo que había venido a hacer a la tierra.

Si entendemos que la prioridad en nuestra vida la tiene Dios, podemos orar diariamente para que el señor nos ayude a darle el lugar que le corresponde en nuestra vida.


Cómo permanecer enfocados en Cristo

Incluso aquellos que han seguido a Dios durante mucho tiempo pueden tener dificultades para mantenerse enfocados en Cristo.

Permiteme compartir contigo algunas ideas de como lograrlo.

#1 Ten cuidado con las preocupaciones de la vida

Las «preocupaciones de este mundo» y el deseo de riquezas pueden hacer que las personas ya no estén enfocadas en Cristo.

El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan, de modo que esta no llega a dar fruto.

Mateo 13:22

 

Los cuidados de este mundo pueden incluir una amplia variedad de actividades competitivas.

Muchas de estas actividades son incluso buenas, pero cuando se les da el nivel incorrecto de prioridad, pueden alejar el enfoque en Cristo.

Por ejemplo, es importante trabajar para atender las necesidades familiares, pero estar consumido por el trabajo puede reemplazar el servicio a Dios.

#2 Ten cuidado con el afan por las  riquezas

Es el amor al dinero, no el dinero en sí, lo que distrae nuestra atención de Cristo.

Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males.

Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.

1 Timoteo 6:10

#3 Busca a Jesús diariamente

Para mantenernos enfocados, podemos aprender mucho del ejemplo de las Escrituras.

Dirigiéndose a todos, declaró:

—Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga.

Lucas 9:23

Cada día debemos negar nuestros deseos personales y seguir el camino de Dios. A los cristianos no se les da un día libre o vacaciones para seguir a Dios.

Es una búsqueda diaria.

En una cultura de cristianismo «solo dominical» o donde la fe es vista como solo una de las muchas áreas de nuestra vida, el desafío es vivir rendido a Cristo cada día.

#3 Aferrate a Jesús en el sufrimiento

En segundo lugar, date cuenta de que soportaremos el sufrimiento.

Mucha gente deja de seguir a Jesús cuando los tiempos son difíciles; esto proviene de pensar erróneamente que se supone que no debemos sufrir como cristianos.

Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús.

2 Timoteo 3:12

Ciertamente Jesús sufrió mucho.

Todos los apóstoles enfrentaron un gran sufrimiento a causa de su fe.

Debemos esperar que la vida a veces sea difícil cuando vivimos para Cristo.

#4 Estudia la palabra de Dios a diario

En tercer lugar, podemos mantenernos enfocados aprendiendo regularmente de la Palabra de Dios.

«Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino»

El Salmo 119: 105

Cuando somos débiles, a menudo se debe a que no pasamos el tiempo adecuado para enfocarnos en la Palabra de Dios.

Esto puede requerir tiempo a solas con Dios, tiempo de meditación en oración u otras formas, pero el enfoque general es que el tiempo en la verdad de Dios ilumina nuestro camino y nos mantiene enfocados.

#5 Pasa tiempo con otros creyentes.

Cuarto, podemos mantenernos enfocados en Cristo pasando tiempo con otros creyentes.

Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras.

No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.

Hebreos 10: 24-25

El tiempo con otros creyentes nos permite ser animados y crecer en buenas obras, al mismo tiempo que nos permite animar a otros.


Hombres enfocados en la biblia

A continuación quisiera compartir contigo una lista de los hombres de la biblia que se mantuvieron enfocados y caminaron con Dios en fidelidad.

Exceptuando a Jesús, ninguno de ellos fue perfecto, pero en general fueron hombres que se enfocaron en Dios y en sus propósitos.

Personaje Descripción
Jesús Siempre se mantuvo enfocado en el Padre y en sus propósitos.
Noé  Predicó el mensaje de Dios por más de ciento veinte años y construyó fielmente el arca que Dios le encomendó.
Enoc La Biblia dice que se mantuvo tan enfocado en Dios, que Dios se lo llevó al cielo.
Abraham Esperó hasta viejo, sin perder la fe por el cumplimiento de la promesa de Dios de tener un hijo.
José Ante muchas tentaciones, incluso sexuales y con el poder, se mantuvo fiel a sus principios y mantuvo su fe y su fidelidad a Dios.
Job Aunque se vio sometido a las peores calamidades, siempre aceptó la voluntad de Dios y no escuchó a su esposa que le dijo que maldijera a Dios.
Josué Josué logró cumplir el cometido entregado por Dios de liderar el pueblo de Israel y de no apartarse de la ley y del legado de Moisés.
Samuel Samuel se mantuvo enfocado en Dios toda su vida, incluso desde la niñez temprana hasta el día de su muerte.
David David, aunque cometió un error terrible, vivió su juventud completamente enfocado en Dios. Más tarde, después de arrepentirse se volvió a entregar completamente a él.
Elías Un hombre valiente que se enfrentó a la apostasía en su tiempo, dejándose usar por Dios para cumplir sus planes eternos. Vivió tan enfocado en Dios que Dios se lo llevó al cielo.
Nehemías Ejerció un liderazgo formidable en la reedificación de Jerusalén, manteniéndose enfocado en los planes que Dios le había puesto en su corazón y motivando al pueblo a obedecer la voluntad de Dios.
Daniel Vivió siendo fiel a Dios toda su vida, aunque le pudiera costar la vida en medio de una sociedad pagana y secular.
Esteban Aun en el momento de su muerte, al ser apedreado por los judíos dio testimonio de Dios y alzó su mirada al cielo donde vio el trono de Dios mientras perdía la vida.
Pablo Desde que recibió su llamado, se mantuvo enfocado en Cristo y en la visión que Dios le había dado de predicar el evangelio a toda nación, tribu y lengua.
Timoteo Siendo relativamente joven, después de ser instruido por Pablo, se mantuvo fiel a los propósitos de Dios, ministrando con fidelidad a la iglesia primitiva.

 


Hombres de la biblia que perdieron su enfoque

A continuación quisiera compartir contigo una lista de algunos de los hombres de la biblia que su enfoque en algún momento de sus vidas, o que lo perdieron definitivamente.

En el caso de David, aparece en la lista anterior también porque se arrepintió, pero cometió errores muy graves.

Personaje Descripción
Adán Perdió su enfoque en Dios por un momento, cuando decidió comer del fruto prohibido, aunque Dios lo restauró con amor.
Caín No tuvo un corazón humilde a Dios. Fue el primer asesino de la historia. Dios tuvo misericordia de él y no permitió que nadie lo asesinara.
Jacob Por mucho tiempo de su vida fue un hombre mentiroso y engañador, pero Dios le transformó y cumplió su promesa a Abraham por medio de él.
Balaam Aunque Dios se comunicaba con él, por amor al dinero se resolvió a ir en contra de la voluntad de Dios e intentó maldecir al pueblo de Israel. Como no pudo, ideó un plan para hacerlos caer en la inmoralidad sexual y poder destruirlos.
Sansón Dios lo escogió para un propósito, pero vivió toda su vida en insensatez, arrogancia e inmoralidad sexual. Sin embargo Dios le dio otra oportunidad y ahora es uno de los héroes de la fe.
Saúl Dios lo escogió como el primer rey de Israel, pero Saúl nunca puso a Dios como la prioridad en su vida, sino que puso su confianza en sí mismo, trató de complacer a otros antes que a Dios.
David En un momento de su vida, tuvo relaciones sexuales con una mujer casada. Ella quedó embarazada, para no asumir las consecuencias de sus actos asesinó a su esposo. Dios le dio la oportunidad de arrepentirse y volver a consagrarle su vida a Él.
Salomón Aunque le pidió a Dios sabiduría, durante una gran parte de su vida se entregó a la inmoralidad sexual, los placeres de la carne y la idolatría. Sin embargo en su vejez volvió su corazón a Dios y se arrepintió.
Jonás No quiso obedecer el mandato de Dios de ir a predicar a Nínive porque tenía rencor contra ellos y no quería que se arrepintieran. Dios lo llevó a que predicara y le enseñó a perdonar y a sentir misericordia.
Judas Jesús le amó y le dio muchas oportunidades, pero él decidió traicionarlo y entregarlo. Terminó suicidándose.
Tomás En algún momento dudó del testimonio de todos los demás discípulos de Jesús de que el Señor había resucitado. Jesús vino a él y le reveló que en verdad lo había hecho.
Pedro Aunque fue un gran líder y Dios lo usó toda su vida, en varios momentos perdió su enfoque en Dios. Negó a Jesús y más adelante fue hipócrita para complacer a los cristianos judíos.

 


Versículos sobre enfocarse en Dios

Colosenses 3:2

Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra,

Mateo 6:33

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Salmos 1:1-2

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella.

Romanos 8:5

Los que viven conforme a la naturaleza pecaminosa fijan la mente en los deseos de tal naturaleza; en cambio, los que viven conforme al Espíritu fijan la mente en los deseos del Espíritu.

2 Timoteo 2:15

Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.

Filipenses 4:8

Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.

Matthew 6:24

»Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.

1 Pedro 3:17

Si es la voluntad de Dios, es preferible sufrir por hacer el bien que por hacer el mal.

Proverbios 16:3

Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.

Proverbios 2:2-5

si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido,  entonces comprenderás el temor del Señor y hallarás el conocimiento de Dios.

Colosenses 2:6-8

Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud.

 

Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que está de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo.

2 Timoteo 3:16-17

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.

Hebreos 12:1-2

Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.

 

Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

1 Pedro 2:1-3; 9

Por lo tanto, abandonando toda maldad y todo engaño, hipocresía, envidias y toda calumnia, deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos.

Así, por medio de ella, crecerán en su salvación, ahora que han probado lo bueno que es el Señor.

Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Romanos 12:9

El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien.

Isaías 26:3

Al de carácter firme Lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.


¿Cuál es tu experiencia? ¿Para qué necesitas mantenerte enfocado? ¿Contra qué luchas? ¿Quieres compartir algo? Ahí tienes los comentarios.

2 comentarios en «Cómo enfocarse en Dios según la biblia – El ejemplo de Cristo»

Deja un comentario