Cómo participar de las misiones sin ser misionero

Cómo participar de las misiones sin ser misionero según la biblia: 2 apoyos

Tiempo de lectura:4 Minuto, 38 Segundo

¿Te has preguntado cómo participar de las misiones sin ser misionero alguna vez?

La biblia nos presenta una invitación a todos los creyentes a unirnos a la obra redentora de Dios en esta tierra. Jesús mismo entregó a sus discípulos la misión de predicar las buenas noticias de salvación a todo el planeta tierra.

Para algunas personas puede resultar preocupante el hecho de no cumplir de manera personal con ese mandato. Es decir, sentir la responsabilidad de ir a las naciones no alcanzadas a predicar el evangelio, pero no estar en una situación que les permita hacerlo.

Otras pueden no sentir la responsabilidad de ir, pero quieren apoyar o participar.

El día de hoy quisiera compartir contigo un fragmento de la biblia del que podemos extraer ideas sobre cómo participar de las misiones sin ser misionero.

Te invito a leerlo.

(…) desde Jerusalén y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo. 

 

Fue así como me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiera sido anunciado, para no edificar sobre fundamento ajeno (…).

 

Por esto muchas veces no me ha sido posible ir a visitarlos; pero como no me queda más tarea pendiente en estas regiones, y como desde hace muchos años deseo ir a verlos, iré a visitarlos ahora que vaya a España.

 

Espero verlos cuando pase por allá, y que me ayuden a continuar con mi viaje, luego de haber disfrutado de su compañía.

 

(…) ahora voy a Jerusalén para servir a los santos. (…) cuando esto haya concluido (…), pasaré a visitarlos de camino a España, y sé que, cuando los visite, llegaré con la abundante bendición del evangelio de Cristo.

 

Pero les ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayuden con sus oraciones a Dios por mí, para que sea yo librado de los rebeldes que están en Judea, y que la ofrenda de mi servicio a los santos en Jerusalén sea agradable, para que, por la voluntad de Dios, llegue a ustedes gozoso y pueda descansar entre ustedes.

 

Romanos 15: 19 – 32

Este texto nos presenta dos cosas que los cristianos podemos hacer para participar de las misiones sin ser misioneros.

Permíteme proveer un poco de contexto sobre el texto.

Quien escribe es el apóstol pablo. Él  se había resuelto a ir a España a predicar el evangelio, considerando que la obra de la predicación en la región de Asía, había avanzado a un punto en que ya no lo necesitaba personalmente.

Para esto, piensa que necesitará la ayuda de la iglesia de Roma. En sus planes deja ver que espera apoyo financiero de parte de ellos para sus planes de predicar en España.

Esta parte de la carta es una apelación a su generosidad y hospitalidad con el fin de llevar a cabo sus proyectos misioneros.

Si bien todos los hermanos de la iglesia de Roma no podrían ir a predicar a las naciones no alcanzadas, ellos si podían apoyar financieramente a alguien para que lo hiciera, por tanto, cumpliendo así con el mandato de la gran comisión.

Pablo había sido escogido por Dios especialmente para ese ministerio y para esa obra, no necesariamente era el caso de todos los hermanos de Roma.

Una lección importante que me permito inferir de este texto es que no todas las personas tienen que ir a las naciones, aunque todos estamos comisionados de participar en esta obra.

La biblia enseña que Dios ha dado a la iglesia diversidad de dones y diversidad de ministerios, el papel que cada uno de nosotros podemos desarrollar está directamente relacionado con los dones y ministerios que nos han sido entregados por Dios.

Si bien nuestros dones o ministerios no nos compelen a ir a las naciones no alcanzadas, o aun nuestras circunstancias de vida no nos lo permiten, podemos unirnos de otras maneras.

Creo que hay cuatro formas de participar de las misiones, la primera es ir personalmente, la segunda es enviar, la tercera orar y la cuarta motivar a otros para que vayan.

Este texto bíblico nos presenta dos de esas cuatro opciones.

1° Apoyo – Financiero

Cómo participar de las misiones sin ser misionero: La primera de ellas es apoyar financieramente la obra de quienes están tratando de alcanzar a otros en exterior.

Del mismo modo que el apóstol pablo necesitaba la ayuda financiera de la iglesia de roma para llevar a cabo sus proyectos misioneros, así también hoy día podemos unirnos con nuestras ofrendas y ayudas financieras a quienes están tratando de llevar a cabo proyectos.

2° Apoyo – La Oración

Cómo participar de las misiones sin ser misionero: La segunda cosa muy importante que el texto menciona es la oración por quienes están en este ministerio. Pablo le ruega a la iglesia de roma su apoyo en oración para su ministerio.

Tú y yo también podemos unirnos a la obra de las misiones orando por quienes están trabajando en esta difícil causa.

Te invito a que veas este video.

Espero que estas palabras sean de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Quisieras apoyar las misiones, pero no puedes ser misionero? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo participar de las misiones sin ser misionero según la biblia: 2 apoyos

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.