Identidad en Cristo: 10 cosas que Dios dice de nosotros

Muchos se preguntan acerca de la identidad en Cristo, sobre todo en situaciones en las que llegamos a sentir que no sabemos quiénes somos, y en que reiteradamente nos hacemos preguntas acerca del sentido de nuestra existencia.

En un mundo cada vez más cambiante, en el que las expectativas de lo que debería ser nuestra identidad cada vez se hacen más exigentes, como creyentes, no estamos exentos de atravesar este tipo de momentos.

Incluso yo mismo he ido recuperando mi identidad en Dios, al igual que tú puedes hacerlo.

Por eso y por muchas otras razones, tener clara nuestra identidad en Dios es fundamental.

Permíteme empezar a hablar de este importante tema por definir el significado de la identidad en Cristo.


📚 No dejes de leer: Victoria sobre la oscuridad: Reconoce el poder de tu identidad en Cristo‘ de Neil Anderson. Para una comprensión más profunda de tu identidad en Cristo. Haz clic en el enlace para comprar.


Qué es la identidad en Cristo

La identidad en Cristo es un concepto fundamental en la fe cristiana.

Según la Biblia, nuestra identidad en Cristo se refiere a la forma en que Dios nos ve y nos llama a ser en relación con Jesus.

Esto nos da una nueva identidad y propósito en la vida y nos transforma en una nueva criatura.

A lo largo de la Biblia, Dios dice muchas cosas acerca de sus hijos y estas cosas constituyen nuestra verdadera identidad.

La identidad en Cristo es lo que Dios dice de nosotros y es nuestra identidad espiritual, aquella identidad con Dios que adoptamos gracias a Él al aceptar a Cristo como nuestro salvador.

En Colosenses 3:3-4, Pablo escribe:

“Porque ustedes ya han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios.

Cuando Cristo, quien es nuestra vida, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria”.

Esto nos dice que nuestra vida está unida a la de Cristo y que nuestra identidad se encuentra en Él.

Además, en 2 Corintios 5:17, Pablo dice:

“De modo que si alguno está en Cristo, es una nueva criatura; lo viejo ha pasado, ha llegado lo nuevo”.

Esto nos muestra que nuestra identidad en Cristo nos transforma y nos da una nueva vida.

Si estás buscando comprender mejor tu identidad en Cristo, la Biblia es una excelente fuente de sabiduría y orientación.

Continúa leyendo esta publicación para saber más sobre lo que la biblia dice acerca de este tema.


Qué significa tener identidad en Cristo

Tener nuestra identidad en Cristo significa que nuestra vida está unida a la de Jesús y que nuestra identidad se encuentra en Él.

Al aceptar a Jesucristo como nuestro salvador y seguir sus enseñanzas, somos adoptados como hijos de Dios y redimidos de nuestros pecados.

Así lo aprendemos del apóstol Paolo en Efesios 2:8-9:

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Esto nos proporciona una nueva identidad y propósito en la vida y nos transforma en una nueva criatura.

Esto ya lo habíamos mencionado antes en parte, y lo encontramos 2 Corintios 5:17:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Tener nuestra identidad en Cristo también implica vivir de acuerdo a los valores y principios que Jesús enseñó, como el amor, la justicia y la compasión hacia los demás.

Es así como nos lo enseña el Señor Jesús en Mateo 22:37-39:

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Además, Jesús nos asegura que al seguir sus enseñanzas tendremos vida en abundancia.

Asi lo hace en Juan 10:10, cuando nos dice:

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Sin embargo, tener nuestra identidad en Cristo no significa vivir una vida perfecta, sino depender de la gracia de Dios y tratar de vivir de acuerdo a sus enseñanzas y valores.

Tener nuestra identidad en Cristo implica dejar de buscar nuestra identidad comparándonos con los estándares del mundo y, en su lugar, creer lo que Dios dice de nosotros.

Significa confiar en Dios en lugar de creer en nuestras inseguridades y en lo que los demás digan de nosotros. Implica ver a nosotros mismos a través de los ojos amorosos, compasivos y sinceros del Dios que nos formó y nos ama infinitamente.

Al tener nuestra identidad en Cristo, somos amados y aceptados tal y como somos, sin importar nuestras debilidades o pecados.

El Señor nos lo deja saber inequívocamente en Romanos 5:8:

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Esto nos recuerda que Dios nos ama incondicionalmente y que somos valiosos y dignos a sus ojos gracias a la obra de Jesucristo en la cruz.


📖 Echa un vistazo a: Definidos: La identidad que Dios te dio de Stephen Kendrick . Para una comprensión más profunda de tu identidad en Cristo. Haz clic en el enlace para comprar.


Importancia de la identidad en Cristo

Tener identidad en Cristo es de gran importancia porque afecta todos los aspectos de nuestra vida.

Nos da un sentido de pertenencia y propósito, así como una nueva relación con Dios.

Una de las formas principales en que la identidad en Cristo nos afecta es brindándonos un sentido de propósito y significado.

Comprendemos que Dios tiene un plan y propósito para nuestras vidas, y tener clara nuestra identidad en Cristo nos ayuda a entender cuál es ese propósito y cómo podemos cumplirlo.

Este sentido de propósito nos proporciona un sentido de dirección y motivación en la vida, y nos ayuda a vivir una vida más plena y significativa.

Además, tener una identidad en Cristo también afecta la forma en que nos relacionamos con los demás.

Como hijos de Dios, los cristianos estamos llamados a amar y servir a los demás, ya ser testigos del amor de Cristo.

Esto implica compartir nuestra fe con otros, servir a los necesitados y establecer relaciones con los demás.

No solo eso, sino que son muchas las personas que hoy día sufren de falta de identidad; por eso, aceptar y expresar nuestra identidad en Cristo, como se expresa en la biblia, nos protege contra esos problemas.

La importancia de la identidad en Cristo radica en que gracias a ella podemos ser libres y felices en Dios.

Que ya no tenemos que someternos a estándares externos, ni tratar de ganar la aprobación de los demás, sino que en Dios somos plenos.

No es la sociedad, ni la moda, ni las redes sociales, ni la gente que hace bullying, la que define quienes somos, sino Dios mismo.

Eso lo cambia todo para nosotros.


Estudio Bíblico Sobre Nuestra Identidad en Cristo

El día de hoy quisiera compartir un fragmento de la biblia en el que pienso que Dios hace algunas afirmaciones acerca de nosotros y que considero dan forma a nuestra identidad en Dios.

A partir de este texto, compartiré contigo algunas reflexiones acerca de las cosas que Dios dice de nosotros, y te explicaré por qué constituye nuestra verdadera identidad en Cristo.

Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo.

Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él.

En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.

En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia que Dios nos dio en abundancia con toda sabiduría y entendimiento.

En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad, a fin de que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria.

Efesios 1: 3 – 8; 11 – 12

En esencia, lo que quisiera compartir contigo es que nuestra identidad no está definida por lo que nosotros creemos de nosotros mismos, o lo que los demás opinan de nosotros.

Alguna vez escribí una entrada titulada “cómo encontrar un propósito de vida en Dios”, allí escribí en mayor detalle acerca de nuestra identidad.

Nuestra identidad está profundamente arraigada en Dios, y es allí donde debemos buscarla.

Es Dios quien nos da identidad.

No es lo que la sociedad diga de mí o lo que yo piense de mí, es lo que Dios dice de mí.

El texto del día de hoy nos permite ver varias cosas que Dios piensa de ti y de mí como personas que le han entregado su vida y su corazón a Jesús.

Permíteme expandir un poco acerca de cada una de ellas:


📕 No te pierdas: ‘Porque Él me ama: Cómo Cristo transforma nuestra identidad‘ de Elyse Fitzpatrick. ¡Haz clic en el enlace para comprar!


¿Cuál es la identidad que Dios nos da?

Esta importante pregunta puede hacerse de diversas maneras, por ejemplo: ¿qué dice la Biblia sobre quién soy yo?, ¿cómo nos define Dios?, o incluso ¿cuál es nuestra Identidad como hijos de Dios?

Voy a hacer algunas observaciones sobre nuestra identidad a partir de la lectura bíblica del aparte anterior para mostrarte la respuesta a estas preguntas:

#1 Dios dice que somos bendecidos.

Dios nos ha bendecido con todas las bendiciones espirituales en Jesús.

Aquello que no era nuestro, porque habíamos renunciado a ello por causa del pecado, ahora lo es gracias a Él.

En tu propia vida, cuando las cosas difíciles vengan, cuando tus ideas de ti mismo te digan lo contrario, recuerda que Dios dice de ti que eres bendecido.

Eso significa que puedes esperar lo bueno para tu vida y no lo malo.

Ningún pensamiento contrario a tu identidad en Cristo puede cambiar esa verdad.

#2 Dios dice de nosotros que somos escogidos.

Nuestra identidad en Cristo es la de escogidos.

A lo largo de toda la biblia es evidente que somos preciosos para Dios.

Aun cuando podemos sentirnos rechazados por otras personas, o no nos aceptamos a nosotros mismos, Dios nos escogió a ti y a mí antes de que el mundo existiera para que fuéramos suyos.

#3 Dios dice que somos santos y sin mancha delante de Él.

Nuestra identidad en Cristo es la de santos.

Cuando pensamos que tenemos muchos defectos, o que no somos lo suficientemente buenos, Dios nos recuerda que en Jesús ya hemos sido hechos perfectos delante de su presencia.

Dios te ama y te acepta como eres.

Lo que determina tu identidad no es tu desempeño, es la gracia de Dios reflejada en ti a través de Jesús.

#4 Dios dice que somos amados.

Nuestra identidad en Cristo es la de amados.

Cuando pensamos que tenemos que ganar el amor de Dios o de otros para poder merecerlo o tenerlo, Dios nos recuerda que en Jesús somos amados infinita e incondicionalmente.

Que eso nada ni nadie puede cambiarlo, que su amor fue tal que dio su vida por nosotros.

Para darnos salvación y esperanza.

#5 Dios dice que somos sus hijos.

Nuestra identidad en Cristo es la de hijos de Dios.

Príncipes y princesas del universo.

Cuando nuestro autoconcepto haya sido lastimado por una mala relación con nuestros padres, podemos descansar en la tranquilidad de que tenemos un padre celestial que es bueno, que nos ama y que anhela lo mejor para nosotros.

Que somos hijos de Dios por medio de Jesús, y que podemos ser aconsejados, acompañados, podemos pedir y recibir, que podemos ser escuchados y atendidos en el trono eterno.

Que no estamos solos.

#6 Dios dice que tenemos un propósito.

Nuestra identidad en Cristo es la de personas con propósito.

Aunque podamos llegar a pensar que no tenemos propósito de vivir, no somos un accidente, sino que hacemos parte de los propósitos eternos de Dios y nosotros mismos tenemos un propósito que va más allá de lo terrenal.

Un propósito eterno.

Existimos para ser felices por siempre en su presencia.

#7 Dios dice que somos redimidos.

Nuestra identidad en Cristo no es la de esclavos, sino la de redimidos.

Cuando sintamos que todo está perdido, Dios nos recuerda que nos compró con su sangre, que ya no somos esclavos del pecado, sino que somos suyos. No hay que tener miedo al futuro, en sus manos ahora estamos seguros.

#8 Dios dice que somos perdonados.

Nuestra identidad en Cristo es la de perdonados.

Cuando pensemos que somos culpables de nuestros muchos errores, Dios nos declara que en Jesús podemos ser y somos perdonados.

El perdón de Dios en Jesús en respuesta al arrepentimiento genuino es incondicional.

Sin importar nuestros errores y sin importar nuestro pasado, podemos descansar en la esperanza de que Dios quiere darnos un mejor presente y un mejor futuro.

#9 Dios dice que somos herederos.

Nuestra identidad en Cristo es la de herederos de las riquezas espirituales y materiales de todo el universo.

Cuando el futuro parezca depararnos incertidumbres y carencias, Dios dice que tiene una herencia eterna para nosotros, mejor que cualquier cosa que este mundo pueda ofrecer. En Jesús somos ricos y tenemos más de lo que necesitamos.

#10 Dios dice que somos planeados y que tiene planes para nosotros.

Nuestra identidad en Cristo es la de personas que fueron planeadas y que tienen planes importantes.

Cuando sintamos que no tenemos planes o sueños, que nuestra vida es un absurdo, un accidente cósmico, Dios nos recuerda que somos parte de su plan. Que nos pensó antes de existir y que en él podemos volver a soñar y tener planes.


Conclusión

Para recuperar nuestra identidad en Cristo, necesitamos pedirle a Dios que nos recuerde y ayudarnos a nosotros mismos a recordar todo lo bueno que Dios piensa de nosotros, pues al final eso es lo único real.

Lo único cierto.


📖📕📚 No te vayas sin estos libros:


Espero que estas palabras hayan sido de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Necesitas aceptar tu identidad en Cristo? Comparte en los comentarios.

 

2 comentarios en «Identidad en Cristo: 10 cosas que Dios dice de nosotros»

  1. Dios le bendiga mucho ,mil gracias por compartir, especialmente el #5 me llegó al corazón, por la desintegración familiar que paso mi familia.,y como hijos quedamos a la deriva,sueños truncados, depresión,incluso perdí a mi hermano varón por el suicidio 😭,estuve a punto de lo mismo y ese día llegó jesucristo y lo cambio todo absolutamente,vida en abundancia ahora 😭x1000 de felicidad y agradecimiento,bendiciones

    Responder
    • Hola Jaime, me alegro mucho de que hayas encontrado a Jesús y que puedas vivir la vida que él anhela para ti. Me bendice saber que este escrito tocó tu corazón. Un abrazo. Dios te bendiga.

      Responder

Deja un comentario