Qué debo hacer cuando estoy triste según la Biblia - Dios perdona el adulterio- How to stop being sad

¿Dios perdona el adulterio según la biblia?

Tiempo de lectura:7 Minuto, 4 Segundo

Quisiera contestar hoy la pregunta ¿Dios perdona el adulterio?, desde la perspectiva de lo que dice la biblia.

El adulterio es un error doloroso que trae consecuencias terribles en la vida de las personas involucradas.

Si te preguntas ¿Puede Dios perdonar mi adulterio?, ¿será que hay perdón para una persona que ha cometido adulterio?

Para introducir la temática, quisiera compartir contigo una historia que leí anoche en la biblia que tocó mi corazón y que tiene relación con el tema del adulterio.


Perspectiva bíblica sobre el perdón del adulterio

Se trata de la historia de Jesús y la mujer adultera.

Te invito a que me acompañes a leerla.

(…) Jesús se fue al monte de los Olivos. 

 

Al amanecer se presentó (…) en el templo.

 

Toda la gente se le acercó, y él se sentó a enseñarles.

 

Los maestros de la ley y los fariseos llevaron entonces a una mujer sorprendida en adulterio, y poniéndola en medio del grupo le dijeron a Jesús:

 

―Maestro, a esta mujer se le ha sorprendido en el acto mismo de adulterio. 

 

En la ley Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres.

 

¿Tú qué dices?

 

Con esta pregunta le estaban tendiendo una trampa, para tener de qué acusarlo.

 

Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. 

 

Y, como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo:

 

―Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

 

E inclinándose de nuevo, siguió escribiendo en el suelo.

 

Al oír esto, se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos, hasta dejar a Jesús solo con la mujer, que aún seguía allí. 

 

Entonces él se incorporó y le preguntó:

 

―Mujer, ¿dónde están? ¿Ya nadie te condena?

 

―Nadie, Señor.

 

―Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.

 

Juan 8:1-11

Permíteme recapitular la historia de esta mujer adúltera contigo un poco con el fin de responder a la pregunta de si Dios puede perdonar tu adulterio.

Al comienzo de la historia, podemos ver que Jesús no solo estaba con dos o tres personas, estaba con todo el pueblo.

María era una mujer pecadora como todos los seres humanos.

Una mujer imperfecta que tenía una gran lucha.

Tristemente, era una mujer adúltera.

Los fariseos y escribas estaban pendientes a que Jesús diera oportunidad para hacerlo caer en una trampa.

Buscaron, según ellos, la estrategia perfecta.

Querían ver si Jesús iba a recomendar imponer ley, querían escuchar que dijera que la apedrearan para culparlo con los romanos de homicidio.

Al mismo tiempo querían ver si, por el contrario, decía que no debían apedrearla para acusarlo de no respetar la ley de Moisés.


Consecuencias del adulterio

Enfoquémonos en un aparte de la historia que nos deja ver algunas de las consecuencias del adulterio.

Vergüenza

Estos hombres encontraron a María en pleno acto vergonzoso de adulterio.

Imagino que la sacaron mientras todos los ojos de las personas del pueblo estaban viéndola como la persona más pecadora del mundo.

No puedo imaginar su horrible sensación.

Supongo que ella nada más cerraba sus ojos e imaginaba las piedras caer sobre ella.

María se sentía quizá la persona más sucia del mundo.

Eso es lo que pasa cuando sufrimos en carne propia la vergüenza que trae sobre nosotros las consecuencias de un pecado.

Tal vez, si has sido descubierto también en adulterio puedes haberte sentido así, sucio.

Muerte

Ella no se imaginaba que Jesús la miraba con compasión y misericordia, del mismo modo en que te mira a ti ahora.

La ley de Moisés demandaba la muerte de los adúlteros aunque ellos solo habían traído a la mujer, protegiendo al hombre.

En este caso, a la mujer que encontrarán cometiendo adulterio, el castigo de la sentencia era morir apedreada

María sabía la consecuencia de su acto.

Ella era conocedora de su falta, pensaba que ya no había esperanza.

Esperaba aterrada el momento en que las piedras caerían sobre su cuerpo.

Lo único que le esperaba era la muerte.

Quizá alguna vez nos ha pasado que somos consciente del pecado que estamos cometiendo, pero no miramos las consecuencias que estos pueda acarrear.

No es hasta que nos enfrentamos con las consecuencias claras de esas acciones que reaccionamos a la realidad de lo que estábamos haciendo.

Quizá, como aquella mujer, hayas sido descubierto ya, o quizá aún no.

Con independencia de la circunstancia, el persistir deliberadamente en ese o cualquier otro pecado nos llevará al mismo certero destino, a la muerte.

Todo acto tiene una consecuencia, para bien o para mal, y eso hay que tenerlo en cuenta.

Escarnio público

Pero vamos otra vez a la triste realidad de María, los fariseos y escribas la acusaban.

¿Será que a ellos les importaba esta mujer?

Tristemente no.

Ellos, en su egoísmo, solo buscaban ocasión para hacer a Jesús caer.

El hecho que ella muriera, o no, les tenía sin cuidado.

¿Conocía Jesús la ley con la que la acusaban?

Claro que la conocía.

Pero el amor supremo que tenía por ella y su gran misericordia; le motivaba a liberarla de su culpa y a darle el perdón.

Hay quienes, tristemente, estamos en esa terrible situación.

Hundidos en el pecado, dándonos cuenta de lo bajo que hemos caído, nos aferramos tanto al mundo, a sus placeres que dejamos a Dios a un lado.

Quizá algunas veces tratamos de luchar para abandonar ese pecado que no somos capaces de dejar, y aún nos falta.


Cómo abandonar el adulterio

La historia de María nos enseña que la libertad del adulterio la encontramos a los pies de Jesús.

Cuando nos vemos allí sin nada que ofrecer.

Cuando por fin reconocemos nuestra maldad y queremos dejar de vivir en ella.

María es un ejemplo para que hoy recapacitemos y decidamos definitivamente no seguir en ese pecado tomando la mano de Cristo.

Vemos a Jesús inclinando su rostro, y escribiendo en el suelo con su dedo.

Mientras tanto los fariseos insistiendo en que Jesús les diera una respuesta.

Pero él simplemente callaba y seguía escribiendo.

Se cree que escribía los pecados de cada uno de los que acusaban a aquella mujer.

¿Acaso había alguno que estuviera libre de pecado?

No amigos, todos en ese lugar eran pecadores, no solo María.

Jesús les responde:

 << El que esté libre de pecado, lance la primera piedra>>

Y nadie lanzó la piedra.

Nadie acabó con la vida de María.

El remordimiento, el saber que también eran igual o peor de pecadores que María no les dejó acabar con su vida.

Desde el más joven hasta el más viejo, todos sabían que eran pecadores.

Y Jesús lleno de tanto amor le dice:

<<¿Mujer?, ¿Dónde están los que te condenan?>>.

Ni yo te condeno le dijo Jesús.

Vete y no peques más.


Dios quiere perdonarte y limpiarte del adulterio

Hoy Jesús quiere decirte, no te condeno, aún estás a tiempo de entregarme tu pecado y dejar que yo te limpie.

También hay perdón para el adulterio.

Hay perdón para ti.

Para Dios no hay pecado imposible de perdonar cuando un corazón arrepentido clama por ser liberado de las ataduras del pecado.

Necesitas ver la realidad del terrible error que cometiste y pedir perdón de todo corazón.

Dios quizá no removerá las consecuencias terrenales de tu pecado, pero te guardará de las consecuencias eternas.

Dios está dispuesto a perdonarte, porque si confesamos nuestros pecados él es fiel y justo para perdonarnos.

Es posible sentirse triste y agobiado por gente que está dispuesta a juzgarte por tu error.

Sin embargo, recuerda que Cristo Jesús te entiende, con tus luchas, fracasos y conflictos eres el objeto de todo su amor infinito.

Si le pides ayuda nadie mejor que Él, te entenderá.

Recibe de Él las palabras de Dios:

“Vete y no peques más”.

Espero que este texto sea de gran bendición para tu vida.

Deseo que puedas entender que no importa cuál sea el error que hayas cometido, Dios está dispuesto a darte el perdón.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

¿Dios perdona el adulterio según la biblia?

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
100 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.