que dice la Biblia sobre el evangelio de la prosperidad

¿Qué dice la Biblia sobre el evangelio de la prosperidad?

Tiempo de lectura:9 Minuto, 5 Segundo

Cada vez más se hace necesario conocer lo que dice la Biblia sobre el evangelio de la prosperidad.

Hoy día se habla y se predica mucho en el mundo cristiano de algo que se ha denominado como el evangelio de la prosperidad.

La idea de que el propósito de Dios para la vida de cada persona, que acepta a Jesús, es el de prosperarla y bendecirla financieramente.

De darle una vida libre de problemas financieros y de salud.

¿Es correcto buscar a Dios primordialmente por dinero y bendiciones?

Veamos lo que dijo Jesús mismo del evangelio de la prosperidad en la biblia.


Ejemplo del evangelio de la prosperidad en la Biblia

En cierta ocasión Jesús confrontó a un grupo de personas que no le buscaban de corazón.

No le buscaban porque creyeran sinceramente en Él cómo Mesías producto de las señales que hacía.

Lo buscaban porque esperaban que Él les bendijera en términos materiales.

Cuando leí esta historia no pude evitar reflexionar que se parece a lo que estamos viendo hoy día con respecto al evangelio de la prosperidad.

Lee la historia conmigo:

Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, entraron en las barcas y fueron a Cafarnaún, para buscar a Jesús.

 

Cuando lo hallaron al otro lado del lago, le dijeron: «Rabí, ¿cuándo llegaste acá?»

 

Jesús les respondió: «De cierto, de cierto les digo que ustedes no me buscan por haber visto señales, sino porque comieron el pan y quedaron satisfechos.

 

Trabajen, pero no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, la cual el Hijo del Hombre les dará; porque a este señaló Dios el Padre.»

 

Entonces le dijeron: «¿Y qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?»

 

Jesús les respondió: «Esta es la obra de Dios: que crean en aquel que él ha enviado.»

 

Juan 6:24-29

El evento en cuestión, ocurre al día siguiente después de la multiplicación de los panes y los peces, tema del cual ya hemos hablado en dos entradas.

Aparentemente, las personas quedaron muy impresionadas por el milagro y pensaron que Jesús era el Mesías que había de venir.

Pero tristemente su percepción del Mesías era equivocada.

Al ver un milagro tan útil, y creyendo que era su Mesías profetizado, pensaron que el momento era clave para prosperar la nación.

Dice la historia que pensaron en convertirlo en rey, pero Jesús se les escapó.

Cuando Jesús se dio cuenta de que iban a venir para apoderarse de él y hacerlo rey, volvió a retirarse al monte él solo.

 

Juan 6:15


Lo que Dios nos ofrece principalmente no es terrenal ni financiero

Aquellas personas tenían un problema que muchos otros tenemos hoy día, y que yo describiría como el evangelio de la prosperidad.

Ellos no comprendían, o no asimilaban, que el reino de Jesús no es un asunto de esta tierra y por eso lo querían convertir en un rey.

Instaurarlo en un poder político, militar y económico.

A sus ojos, quizá inconscientemente, ellos no estaban dispuestos a dejar escapar «la gallina de los huevos de oro».

Así que tan pronto vieron que Jesús se había marchado, emprendieron la persecución para interceptarlo en Cafarnaún.

Allí el Señor les confronta con amor y paciencia y entonces se desenlaza el relato antes presentado.

Retomando el asunto, varias cosas me parecen importantes de resaltar en esta historia.


No debemos ver a Jesús como un medio para nuestra riqueza

Una de ellas, es que existen circunstancias en que las personas buscamos a Jesús, no porque valoremos la persona de Jesús como salvador y redentor, sino de una forma tristemente utilitarista.

No se puede decir que en un primer momento esto esté mal, debido a que durante su ministerio muchos buscaron a Jesús, antes de aceptarlo, para que les ayudase con un problema, enfermedad o necesidad, y el señor les brindó su ayuda.

Sin embargo, en la mayoría de los casos este fue solo el medio usado para llegar a conocer y posteriormente aceptar a Jesús como su redentor y salvador.

Lo menciono porque quizá esa sea tu circunstancia y no tiene por qué apenarte.

Lo estás haciendo bien.

Si tu corazón, tu salud, tu familia, tu economía o lo que sea te aqueja y has decidido buscar ayuda y refugio en Jesús, no debes sentirte desanimado.

Esto al Señor no le molesta.

La situación problema es recibir auxilio y no creer, ni aceptar al señor.


Lo que importa es Jesús, antes que la bendición material

Este grupo de personas habían recibido bendición de parte de Jesús, pero no estaban satisfechos, querían más bendición en lugar que querer más de la persona de Jesús.

Ahí era donde radicaba el problema.

Y ahí es donde radica hoy día.

Se está predicando que si buscamos a Jesús, Él nos dará todo lo que hemos soñado y anhelado en la vida. Dinero, fama, prosperidad, salud, viajes, ropa, lujos, belleza, etc.

Las personas llegamos a Jesús con necesidades, enfermedades y problemas.

El Señor nos extiende su mano, recibimos la pronta y poderosa ayuda y en lugar de verlo como nuestro señor, redentor y salvador, cómo el tesoro más grande que jamás podríamos tener; lo vemos como un medio para vivir mejor y más cómodamente en esta tierra.

Estos propósitos son egoístas y esta mentalidad es puramente terrenal.

Ese a mi parecer es el mismo fenómeno que se está presentando con el evangelio de la prosperidad.


Dios no desecha a quienes lo buscan inicialmente con motivos equivocados

Lo hermoso de este relato, es que el señor no rechaza o maltrata a quienes le buscaron por motivos equivocados.

Por el contrario, con amor les corrige.

¿Quién puede juzgarlos?, es fácil confundirse y cometer este error.

El corazón humano es engañoso.

Inmediatamente, el señor les indica el camino correcto a proceder en lugar de ahondar más en su error y recriminarlo.

Léelo de nuevo por ti mismo:

Jesús les respondió: «De cierto, de cierto les digo que ustedes no me buscan por haber visto señales, sino porque comieron el pan y quedaron satisfechos.

 

Trabajen, pero no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, la cual el Hijo del Hombre les dará; porque a este señaló Dios el Padre.»

¿No es hermosa la bondad, la paciencia y el amor reflejado en el carácter de Cristo?

Esto deja claro también que debería interesarnos más redimir, exponiendo la verdad, que simplemente ahondar en señalar los errores de las personas.

Al decirles que trabajen no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna; les dice que pongan sus ojos no en las cosas terrenales, sino en las cosas eternas.


Dios quiere darnos la salvación, antes que riqueza

La siguiente actuación gloriosa y bella que pasa, es un reconocimiento de la ignorancia y el error por parte de los interlocutores y una contundente respuesta de salvación de parte de Jesús:

Entonces le dijeron: «¿Y qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?»

 

Jesús les respondió: «Esta es la obra de Dios: que crean en aquel que él ha enviado.»

Estas personas estuvieron dispuestas a aprender la forma correcta de recibir el mensaje de Jesús.

Y por esto hacen la pregunta.

Les interesaba agradar a Dios, pero habían intentado hacerlo desde un enfoque equivocado.

Y el Señor les muestra el camino.


El evangelio de la prosperidad es falso

El verdadero evangelio no es el evangelio de la prosperidad, el verdadero evangelio es el de la gracia, la sanidad espiritual, la redención y el perdón de los pecados para vida eterna.

¿Estás dispuesto a aceptarlo?

Creer en el hijo de Dios, no por las bendiciones, sino por la importancia, gloria y la belleza de su persona.

Quizá has errado en la forma de aproximarte cotidianamente a Jesús y eso puede entristecerte o desanimarte, pero no lo permitas.

Él quiere mostrarte un mejor camino.

Luego de esto, el Señor Jesús da un profundo, emotivo y quizá para quienes oían; confuso discurso sobre como Él es el pan de vida.

Cómo a través de Él se puede alcanzar el propósito máximo de la existencia, el cual es alcanzar la vida eterna y disfrutarla en la presencia y la gloria de Dios mismo.

Pero ¿sabes?, entre esta multitud y los discípulos que le seguían había personas para los que esto no era importante.

La eternidad, Dios padre, Jesús mismo no eran importantes.

Ellos mismos eran lo importante.

Tenían la mirada puesta en la tierra y no en el cielo.

Su mirada estaba en lo pasajero y no en lo eterno.

A la luz de lo que Jesús nos enseña acerca del peligro del evangelio de la prosperidad, quisiera preguntarte:

¿Dónde ha estado tu mirada todo este tiempo? ¿Quién es el importante en tu vida?

La historia continúa diciendo de ellos que:

A partir de entonces muchos de sus discípulos dejaron de seguirlo, y ya no andaban con él.

 

Juan 6:66

A quienes buscan a Jesús por las razones equivocadas terminan alejándose de Él cada día más.

Sin embargo, quienes lo buscas por las razones correctas terminan amándole profundamente, deleitándose en él y reflejando su carácter.


Conclusión

No está mal que llegues a Jesús buscando refugio y auxilio en medio de una necesidad, enfermedad o un problema.

El señor se interesa por tus necesidades y quiere aliviar tus cargas para que experimentes su amor y puedas llegar a conocerle y corresponderle.

Sin embargo, el evangelio de la prosperidad es algo falso y peligroso, ten mucho cuidado con la forma equivocada en que muchos enseñan acerca de Jesús y que ha permeado el mundo cristiano.

Jesús es Dios y hayamos nuestro gozo, felicidad, deleite en su persona y en su gloria.

No es un simple medio para vivir una vida más cómoda y agradable en esta tierra.

Esta tierra no es el propósito de tu existencia, el tiempo aquí es temporal y fútil.

El evangelio no se trata de lo pasajero, se trata de lo eterno.

Pídele al señor que te dé una mentalidad celestial.

Jesús es el camino, la verdad y la vida.

Él es el precio pagado por nuestra redención y para que recibamos salvación y vida eterna.


¿Cuál es tu opinión sobre lo que dice la Biblia sobre el evangelio de la prosperidad? ¿Has tenido alguna experiencia con el evangelio de la prosperidad? Con mucho respeto y tolerancia compártenos tu opinión en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

¿Qué dice la Biblia sobre el evangelio de la prosperidad?

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.