Qué hacer en momentos difíciles según la Biblia

Qué hacer en momentos difíciles según la Biblia

Tiempo de lectura:8 Minuto, 13 Segundo

Con frecuencia las personas pasamos por momentos difíciles y no sabemos como atravesarlos, como enfrentarlos.

No sabemos qué hacer.

En esta oportunidad me gustaría compartir contigo como enfrentar esos momentos difíciles con la ayuda de Dios.

Para hacerlo, quisiera compartir contigo una historia de la biblia.

En ella, una persona atravesó por un momento muy difícil.

Voy a hacer algunas observaciones respecto de esta historia para ayudarnos con algunas ideas para cuando atravesemos momentos difíciles.


Historía sobre qué hacer en momentos difíciles según la Biblia

Se trata de la historia del Rey David, cuando su propio hijo Absalón intentó usurpar el trono de Israel.

En esa ocasión, el rey David tuvo que salir huyendo de su propia casa, para evitar que su propio hijo lo matara.

Lee conmigo un poco de lo que pasó, directamente desde la biblia:

David les dijo a todos los oficiales que estaban con él en Jerusalén:

 

—¡Vámonos de aquí! Tenemos que huir, pues de otro modo no podremos escapar de Absalón. Démonos prisa, no sea que él se nos adelante.

 

Si nos alcanza, nos traerá la ruina y pasará a toda la gente a filo de espada.

 

2 Samuel 15: 14

¿Te parece que esa es una situación difícil?

Ciertamente lo es.

Más adelante en el relato bíblico, en medio de esta situación, ocurrieron varias cosas que quisiera resaltar; y que nos dan ideas importantes sobre qué hacer en momentos difíciles según la Biblia.


#1 Identifica la gente que Dios envió a ayudarte

La primera cosa a resaltar, es que en medio de ese momento difícil, Dios puso personas en la vida de David para que lo ayudaran a atravesarlo.

Por ejemplo, mira la respuesta de muchas de las personas que estaban al rededor de él cuando les dijo que se fueran huyendo a su lado.

—Como diga Su Majestad —respondieron los oficiales—; nosotros estamos para servirle.

 

De inmediato partió el rey acompañado de toda la corte (…)

 

Habiendo salido del palacio con todo su séquito, se detuvo junto a la casa más lejana de la ciudad.

 

Todos sus oficiales se pusieron a su lado.

 

Entonces los quereteos y los peleteos, y seiscientos guititas que lo habían seguido desde Gat, desfilaron ante el rey.

 

2 Samuel 15: 15-17

No solo estas personas, sino muchas otras, entre ellas extranjeros, consejeros, amigos, sacerdotes, muchas personas valiosas y de confianza, se pusieron de parte del rey en un momento de tanta necesidad.

Del mismo modo Dios hace con nosotros, Él nunca nos deja solos.

Cuando pensamos en qué hacer en momentos difíciles según la Biblia, lo primero que debemos hacer es identificar la gente que Dios envió para ayudarnos.

[bctt tweet=»Cuando atravesamos momentos difíciles, debemos estar atentos para apreciar y agradecer por las personas que Dios pone a nuestro alrededor para que encontremos apoyo.» username=»soysegundo1″]

Puede que la situación se vea tan oscura que no veamos con claridad, y pensemos que estamos completamente solos.

Pero nunca será así.

Dios siempre pondrá esos “ángeles” a tu alrededor, para que te sostengan cuando sientas que no puedes luchar más.

Nuestra tarea es identificarlos y trabajar juntos por una solución.


#2 Descansa confiando en la voluntad de Dios

La segunda observación que podemos hacer de esta historia, es que a pesar de que las acciones pasadas del rey le habían acarreado la situación que vivía en ese momento, David descansó confiando en la voluntad Dios.

Antes que en símbolos, planes o personas, se resolvió aceptar la voluntad de Dios cualquiera que fuera.

Cuando pensamos en qué hacer en momentos difíciles según la Biblia, lo segundo que debemos hacer es descansar confiando en la voluntad de Dios.

Lee un poco lo que David expresa con relación a este tema en la biblia:

Todo el pueblo lloraba a gritos mientras David pasaba con su gente y, cuando el rey cruzó el arroyo de Cedrón, toda la gente comenzó la marcha hacia el desierto.

 

Entre ellos se encontraba también Sadoc, con los levitas que llevaban el arca del pacto de Dios.

 

Estos hicieron descansar el arca en el suelo, y Abiatar ofreció sacrificios hasta que toda la gente terminó de salir de la ciudad.

 

Luego le dijo el rey al sacerdote Sadoc:

 

—Devuelve el arca de Dios a la ciudad. Si cuento con el favor del Señor, él hará que yo regrese y vuelva a ver el arca y el lugar donde él reside.

 

Pero, si el Señor me hace saber que no le agrado, quedo a su merced y puede hacer conmigo lo que mejor le parezca.

 

2 Samuel 15: 23-26

De esa misma manera Dios hace con nosotros.

[bctt tweet=»Cuando atravesamos por momentos difíciles, aun cuando nosotros mismos los hayamos provocado, podemos descansar en Dios sabiendo que sea lo que sea que pase al final, Dios siempre sabe lo que es mejor.» username=»soysegundo1″]

En lugar de confiar en la gente que nos rodea, en los planes que hacemos, o en las acciones que emprendemos; primeramente debemos confiar en Dios.

Nuestras vidas están en sus amorosas manos y Él es infinitamente bueno y obra con amor, paciencia, gracia, misericordia y justicia para con nosotros.


#3 No olvides que a Dios le interesa tu situación

La tercera es que vemos que Dios amorosamente se interesó por la situación de David y siempre lo acompañó.

Estuvo atento a las oraciones de David e incluso les dio respuesta inmediata.

Mira lo que pasa cuando David se entera de que su mejor consejero de gobierno se alió con Absalón en su rebelión:

David, por su parte, subió al monte de los Olivos llorando, con la cabeza cubierta y los pies descalzos.

 

También todos los que lo acompañaban se cubrieron la cabeza y subieron llorando.

 

En eso le informaron a David que Ajitofel se había unido a la conspiración de Absalón.

 

Entonces David oró: «Señor, haz que fracasen los planes de Ajitofel».

 

Cuando David llegó a la cumbre del monte, donde se rendía culto a Dios, se encontró con Husay el arquita, que en señal de duelo llevaba las vestiduras rasgadas y la cabeza cubierta de ceniza.

 

David le dijo:

 

—Si vienes conmigo, vas a serme una carga.

 

Es mejor que regreses a la ciudad y le digas a Absalón: “Majestad, estoy a su servicio. Antes fui siervo de su padre, pero ahora lo soy de usted”.

 

De ese modo podrás ayudarme a desbaratar los planes de Ajitofel.

 

2 Samuel 15: 30 – 34

Al enterarse de la traición de Ajitofel, David ora y le pide a Dios que haga que fracasen los planes o el consejo de este.

Su consejo era tan bueno que David temía que Absalón lo usara.

Casi de manera inmediata, Dios contesta la oración de David enviando a otro viejo consejero muy importante llamado Husay.

Con la llegada de Husay, la oración de David fue contestada.

Así David pudo enviarlo para que se infiltre como consejero de Absalón.

De este modo hacer resistencia a los consejos de Ajitofel.

Así pues, en ese duro momento, a pesar de que David había ocasionado todo esto para sí, podemos ver como Dios nunca dejó de interesarse por lo que le pasaba a David, lo que David quería, necesitaba o sentía.

Tanto fue así que contestó una de sus oraciones de forma instantánea.

De la misma manera, nosotros podemos recordar y confiar que en medio de nuestra dificultad, Dios se interesa por nosotros sin importar que haya pasado o que hallamos hecho.

Sus ojos siempre nos miran con amor y simpatía.

Sus ojos siempre nos miran con compasión, cuidado y tierno interés.

Podemos orar con la confianza de que él escucha y se interesa por cada cosa que le decimos. Podemos esperar respuestas a esas oraciones también.


#4 Haz todo lo que puedas para mejorar tu situación

La cuarta es que David hizo todo lo que estuvo a su alcance para que su situación mejorara o resultara como consideraba que más le convenía a él.

Aunque David confiaba en la voluntad de Dios, esto no impidió que intentara hacer lo posible por mejorar su situación. Por ejemplo, en lugar de quedarse sentado en su trono, huyó.

En lugar de dejar que Absalón se saliera con la suya sin problemas, envió infiltrados para que lo mantuvieran al tanto de lo que ocurría en el palacio y que interfirieran en sus asuntos.

De esta manera, cuando atravesamos momentos difíciles, no debiéramos tomar una actitud derrotista o dejar de hacer nuestra parte.

Debemos unir nuestros esfuerzos con los que esperamos sean los de Dios y dejar que Él haga su voluntad dando el resultado que mejor convenga.


Conclusión

En medio de las situaciones difíciles e inciertas, en medio de los problemas, aun si nos los causamos a nosotros mismos, Dios pone personas para que nos apoyen durante ellas.

Podemos descansar en la voluntad de Dios, cualquiera que sea.

Podemos tener confianza y certeza de que Dios se interesa por nuestras oraciones y las considera y escucha con atención.

Podremos incluso ver cómo las contesta.

Todo esto debe considerarse sin dejar de hacer lo que esté a nuestro alcance para que nuestra situación mejore o resulte como consideremos que más nos convenga.

Espero que estas palabras sean de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Qué hacer en momentos difíciles según la Biblia?, ¿Cuál es tu opinión o experiencia? Compártelo en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Qué hacer en momentos difíciles según la Biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.