Siento que mi corazón está vacío: ¿Qué hacer según la Biblia?

La experiencia de llegar a la conclusión de decirse «Siento que mi corazón está vacío», sentir que el corazón de uno está vacío, es algo que solo quienes lo han vivido pueden entender completamente.

Muchas personas experimentamos ese sentimiento de vacío en algún momento a lo largo de nuestra vida.

Si estás pasando por esta situación, quiero decirte en el nombre de Dios que hay esperanza para ti en lo que estás atravesando.

Quiero recordarte que no eres el único que ha experimentado algo así, y que esa sensación puede ser la oportunidad que Dios está buscando para llegar a ti.

Si sientes que tu corazón está vacío y te preguntas que debes hacer, quisiera compartir contigo una respuesta bíblica a tu pregunta.

Pero primero intentemos definir lo que es el vacío en el corazón.


¿Qué es el vacío en el corazón, o vació emocional?

El vacío en el corazón, vacío existencial o vacío emocional, se trata de una sensación inexplicable de falta de significado y propósito que embarga a una persona dificultando su desarrollo humano y su felicidad.

Intentaré poner en palabras algunas de las características que a veces acompañan esta experiencia para tratar de explicar su significado.

El vacío en el corazón es una sensación de que algo falta, de que algo importante no está bien.

Algo así como una mezcla de tristeza y desesperación.

Una sensación que resulta muy difícil explicar con palabras.

Algo que te hace parecer que la vida no tiene sentido o que nada vale la pena, nada motiva.

Un sentimiento de soledad en medio de una multitud.

Una extraña incapacidad de sentir o experimentar placer.

Una pérdida del interés por las cosas que antes eran relevantes para nosotros.

Salomón lo describe de la siguiente manera:

Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.

 

¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será.

 

¿Qué es lo que ha sido hecho?

 

Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.

 

Eclesiastés 1:8-9

La sensación de estar desconectado del mundo, que nada tiene sentido o que nada nos sorprende.

En ocasiones puede confundirse con la frustración, como que hubiera muchas cosas que hubieras podido hacer, pero fracasaste en todo.

Asimismo, puede implicar algo de existencialismo, como una falta de sentido en la vida, una constante sensación de que no vale la pena tanto esfuerzo en conseguir cosas y experiencias.

Si te sientes de un modo parecido, sigue leyendo porque te voy a compartir un hermoso versículo al respecto.


Perspectiva bíblica sobre el vacío en el corazón

Para empezar a dar una respuesta bíblica al asunto, te invito a que leas conmigo un pequeño pasaje de la biblia del cual extraeremos ideas relevantes.

“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?

 

Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

 

Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

 

Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras.”
‭‭

Salmos‬ ‭73:25-26, 28‬

Este precioso texto se ha vuelto el lema de mi vida.

De hecho es la descripción en mi perfil de este blog.

Pienso sus ideas deberían representar el lema de la vida de todas las personas.

Con base en él meditemos más a fondo en el tema del vacío emocional o vacío en el corazón.


¿Por qué me siento con un vacío en el corazón?

Desde una perspectiva bíblica, solo hay una respuesta a tu pregunta ¿Por qué me siento con un vacío en el corazón? Y como lo vemos en el texto de hoy, es porque, hay un lugar en el corazón humano que solamente Dios puede llenar.

El salmista dice: fuera de ti nada deseo en la tierra.

El lugar de Dios en nuestra vida es el lugar de los anhelos más elevados e importantes.

Fuimos creados para tener una comunión íntima con Dios y en esa relación encontrar nuestra felicidad y propósito real.

La razón por la que nuestro corazón está vacío, es porque hemos puesto nuestros anhelos más trascendentales en cosas pasajeras y temporales.

Tras algún tiempo, nos damos cuenta de que nada en esta tierra puede satisfacer el anhelo último del corazón humano.

Lo que el corazón humano anhela realmente, más allá del ruido y las distracciones con las que tratamos de ignorar nuestra necesidad real, es una experiencia plena de propósito y significado.

Cuando el ruido pasa y todos se van, cuando tenemos que darle la cara a la vida, nos damos cuenta de que algo no está bien.

No le estamos dando al corazón lo que él más necesita.

Nuestro corazón grita: “fuera de ti nada deseo en la tierra”.

El corazón reclama a Dios, el corazón reclama la eternidad.

Y ese deseo de algo eterno y trascendente, fue puesto en nuestro corazón por Dios.

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

 

Eclesiastés 3:11


¿Cuál es la solución para el vacío en el corazón?

Cuando sientes que tu corazón está vacío, y no sabes que hacer, solo hay un lugar a donde ir, a Dios.

Para dejar de sentir que tu corazón está vacío, necesitas darle lo que realmente anhela.

Darle a Dios.

Cuando esto pasa, aunque estemos pasando por las circunstancias más adversas, diremos como el escritor del texto bíblico:

Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza.

Lo que debes hacer es entregarle tu corazón a Dios para que él te enseñe a vivir correctamente.

Vivir disfrutando la eternidad, la gloria de Dios manifiesta en nuestras vidas a través de una vida de entrega y dependencia de Él.

Eso hará que todo cambie.

Dios conoce nuestras necesidades, Él conoce nuestros anhelos y está dispuesto a darnos, no solamente lo que queremos, sino mucho mejor lo que Él quiere para nosotros.

Tal vez la experiencia de Salomón te anime a entregarte a Dios, pues luego de un largo reinado de prosperidad, de búsqueda, de placer (Eclesiastés 2:10), lleno de ciencia, de locura, de haberlo experimentado todo.

Llegó a la siguiente conclusión:

El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

 

Eclesiastés 12:13

Espero que estás palabras hayan sido de bendición para tu vida.

Comparto contigo algunos mensajes para corazón afligido.


¿Y tú qué piensas? ¿Sientes que tu corazón está vacío? ¿Cuál es tu experiencia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Deja un comentario