21 Versículos de la Biblia sobre el orgullo

El orgullo puede llegar a ser una de las emociones negativas que como seres humanos podemos tener, es por eso que al estudiar la Biblia podemos ver diferentes versículos que nos recuerdan lo malo que puede ser el orgullo.

Hoy queremos compartir algunos versículos de la Biblia sobre el orgullo, para que eliminemos de nuestros corazones y nuestras vidas, este espíritu que podamos ser de nuevo mansos y llenos de amor.


#1

Pero ahora se jactan en su arrogancia. Toda jactancia semejante es mala.

Santiago 4:16.


#2

Porque temo que quizá cuando yo vaya, halle que no son lo que deseo, y yo sea hallado por ustedes que no soy lo que desean. Que quizá haya pleitos, celos, enojos, rivalidades, difamaciones, chismes, arrogancia, desórdenes

2 Corintios 12:20.


#3

Porque de adentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, avaricias, maldades, engaños, sensualidad, envidia, calumnia, orgullo e insensatez.

Marcos 7:21-22.


#4

La mirada altiva del hombre será abatida, y humillada la soberbia de los hombres. Solo el Señor será exaltado en aquel día.

Isaías 2:11.


#5

Delante de la destrucción va el orgullo, y delante de la caída, la arrogancia de espíritu.

Proverbios 16:18.


#6

Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; pero la sabiduría está con los humildes.

Proverbios 11:2.


#7

El temor del Señor es aborrecer el mal. El orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa, yo aborrezco.

Proverbios 8:13.


#8

Enmudezcan los labios mentirosos, porque hablan arrogantes contra el justo con soberbia y desprecio.

Salmo 31:18.


#9

Guarda también a tu siervo de pecados de soberbia; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y seré absuelto de gran transgresión.

Salmo 19:13.


#10

Y el hombre que proceda con orgullo, no escuchando al sacerdote que está allí para servir al Señor tu Dios, ni al juez, ese hombre morirá. Así quitarás el mal de en medio de Israel. Entonces todo el pueblo escuchará y temerá, y no volverá a proceder con arrogancia.

Deuteronomio 17:12-13.


#11

También quebrantaré el orgullo de su poderío, y haré sus cielos como hierro y su tierra como bronce.

Levítico 26:19.


#12

Estando llenos de toda injusticia, maldad, avaricia {y} malicia; colmados de envidia, homicidios, pleitos, engaños {y} malignidad; {son} chismosos, detractores, aborrecedores de Dios, insolentes, soberbios, jactanciosos, inventores de lo malo, desobedientes a los padres,

Romanos 1:29-30


#13

Porque temo que quizá cuando yo vaya, halle que no sois lo que deseo, y yo sea hallado por vosotros que no soy lo que deseáis; que quizá {haya} pleitos, celos, enojos, rivalidades, difamaciones, chismes, arrogancia, desórdenes;

2 Corintios 12:20


#14

Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes,

2 Timoteo 3:1-2


#15

Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro: “Así dice el Señor DIOS: `Aun cuando tu corazón se ha enaltecido y has dicho: “Un dios soy, sentado estoy en el trono de los dioses, en el corazón de los mares”, no eres más que un hombre y no Dios, aunque hayas igualado tu corazón al corazón de Dios.

Ezequiel 28:2


#16

Así dice el SEÑOR: No se gloríe el sabio de su sabiduría, ni se gloríe el poderoso de su poder, ni el rico se gloríe de su riqueza; mas el que se gloríe, gloríese de esto: de que me entiende y me conoce, pues yo soy el SEÑOR que hago misericordia, derecho y justicia en la tierra, porque en estas cosas me complazco –declara el SEÑOR.

Jeremías 9:23-24


#17

Escuchad y prestad atención, no seáis altaneros, porque el SEÑOR ha hablado. Dad gloria al SEÑOR vuestro Dios antes que haga venir las tinieblas, y antes que vuestros pies tropiecen sobre los montes oscuros, y estéis esperando la luz, y El la transforme en profundas tinieblas, {la} torne en lobreguez. Pero si no escucháis esto, mi alma sollozará en secreto por {tal} orgullo; mis ojos llorarán amargamente y se anegarán en lágrimas, porque ha sido hecho cautivo el rebaño del SEÑOR.

Jeremías 13:15-17


#18

Pero si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo un olivo silvestre, fuiste injertado entre ellas y fuiste hecho participante con ellas de la rica savia de la raíz del olivo, no seas arrogante para con las ramas; pero si eres arrogante, {recuerda que} tú no eres el que sustenta la raíz, sino que la raíz es {la que te sustenta} a ti. Dirás entonces: Las ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado. Muy cierto; fueron desgajadas por su incredulidad, pero tú por la fe te mantienes firme. No seas altanero, sino teme;

Romanos 11:17-20


#19

Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.

Romanos 12:3


#20

Cántico de ascenso gradual; de David.Señor, mi corazón no es soberbio, ni mis ojos altivos; no ando tras las grandezas, ni en cosas demasiado difíciles para mí;

Salmos 131:1


#21

Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento; no hubo muchos sabios conforme a la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que Dios ha escogido lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo, para avergonzar a lo que es fuerte; y lo vil y despreciado del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para anular lo que es; para que nadie se jacte delante de Dios. Mas por obra suya estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, y santificación, y redención, para que, tal como está escrito: EL QUE SE GLORIA, QUE SE GLORIE EN EL SEÑOR.

1 Corintios 1:26-31


Conclusión

Debemos ser tener un corazón diferente, donde el orgullo o la envidia no este dentro de nosotros. Tomarnos de la mano de Jesús, que de seguro podremos dejar atrás todo el orgullo o cualquier otro mal que nos agobie.

Si tienes este problema, y quieres encontrar una solución, te recomendamos este libro titulado El orgullo: La batalla permanente de todo hombre- Daniel Puerto. 

Y si quieres seguir mejorando tu vida espiritual y emocional te dejamos esta lectura 8 terribles consecuencias del orgullo según la biblia.

El señor quiere hijos limpios de corazón y que reflejen su amor a las demás personas, imita a Cristo y serás bendecido tú y tu casa.

 


Deja un comentario