Cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias

Cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias

Tiempo de lectura:4 Minuto, 31 Segundo

El tema de hoy me resulta bastante personal porque es algo con lo que yo mismo lidio con frecuencia.

Aquellos momentos en que la vida nos presenta situaciones de incertidumbre, nuestra débil fe no espera lo mejor de parte de Dios, sino que es propensa hacia el temor o la ansiedad.

En otras palabras hacia la duda.

Es por eso que la pregunta es válida, ¿cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias?


Historia bíblica sobre confiar en Dios

En esta ocasión recordaremos una historia particular del pueblo de Israel tras su salida de la tierra de Egipto que nos enseña cosas importantes sobre cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias.

Después del episodio en que Dios separó el Mar Rojo para que ellos pasaran, también destruyó los ejércitos de faraón.

Ellos se encontraban caminando en el desierto por tres días.

Sin agua.

Lee conmigo lo que ocurrió:

“E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

 

Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.

 

Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?

 

Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron.

 

Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;

 

Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.”
‭‭

Éxodo‬ ‭15:22-25, 27‬ ‭

Me gustaría que revisáramos algunos elementos que considero juegan un papel importante en esta historia y que nos hablan sobre cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias.


Identifica las causas de tu falta de confianza

El primero es el por qué de la actitud del pueblo de Israel.

Resulta muy extraño observar a un pueblo que hace tres días ve las aguas de un mar abrirse en dos, ahora pensando que Dios los va a dejar morir de sed.

Ellos no eran capaces de confiar en Dios a pesar de las circunstancias, pero les era necesario.

Sin embargo, creo que hay que ser un poco más comprensivos con ellos.

El pueblo de Israel, en colectivo, venía de una situación de trauma.

Por cuatrocientos años habían permanecido en Egipto, durante ese tiempo habían sido abusados generacionalmente de forma física y psicológica.

Durante ese tiempo, no se registra que hubieran recibido una manifestación de Dios como la que estaban viendo en ese momento.

Pienso que una de las causas por las que Israel no podía confiar en Dios, era porque había en su inconsciente la idea de abandono por parte de Dios.

Les resultaba difícil, quizá, comprender que esto no era una realidad presente, y por lo tanto que podían esperar lo mejor de la mano de un Dios bueno.

Así pues, Dios está llevando con paciencia al pueblo de Israel por un proceso que podría denominarse casi que terapéutico; en el cual Él mismo los ubica en situaciones de incertidumbre, y luego Él mismo les reafirma su provisión, protección, dirección y compañía.

Los está ayudando a sanar la idea de abandono.

Dios estaba ayudando a ese pueblo a sanar su pasado y a comprender que podía esperar lo mejor de parte de Él.

Israel conocía que Dios había obrado recientemente en el pasado, pero ante las incertidumbres del presente, dudaba; en lugar de esperar lo mejor de parte de Dios.


Sé intencional en confiar en Dios a pesar de las circunstancias

Un elemento adicional que creo vale la pena mencionar es que, a pesar de la paciencia de Dios y de lo comprensible de la actitud del pueblo.

Ellos tenían la oportunidad cada vez de tomar decisiones conscientes, de tal forma que educaran su mente para comprender que lo que temían no correspondía ya más con la realidad.

Tenían la oportunidad de así confiar en Dios a pesar de las circunstancias de manera proactiva.

En el caso de nosotros, pienso que estas ideas nos resultan de general aplicación.

He descubierto que en lo personal me resulta también desafiante esperar lo mejor de Dios en toda circunstancia debido a temas en mi pasado.

¿Es quizá esa también tu situación?


Conclusión

Dios nos muestra su amor a diario, tenemos evidencias de que nos guía y aun así antes las incertidumbres tememos y dudamos.

Fallamos en confiar en Dios a pesar de las circunstancias.

Vale la pena que reconozcamos qué nuestros problemas no es con Dios, pues su fidelidad es evidente.

Nuestro problema es con nosotros mismos quienes necesitamos ejercitar una confianza proactiva y decidida en Dios ante el futuro.

Necesitamos pedirle que, si es del caso, sane nuestro pasado y nos ayude a esperar lo mejor de él para el presente y para el futuro.


¿Y tú qué piensas?, ¿cómo crees que confiar en Dios a pesar de las circunstancias?, ¿cuál es tu experiencia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo confiar en Dios a pesar de las circunstancias

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.