Cómo dejar de justificarme cuando actúo mal

Cómo dejar de justificarme cuando actúo mal según la biblia

Tiempo de lectura:3 Minuto, 57 Segundo

Te preguntaste en algún momento, ¿cómo dejar de justificarme cuando actúo mal?

¿Has pasado alguna vez por una experiencia durante la cual sabes que lo que estás haciendo no es lo que Dios quiere, pero te justificas a ti mismo para continuar?

Yo sí.

Supongo que tú también.

Y es que los seres humanos podemos llegar a ser expertos en justificarnos y presentar excusas por nuestras acciones equivocadas.

Una historia bíblica que me ha hecho reflexionar al respecto, es la historia de Saúl.

Dios había mandado a Saúl a atacar a los amalecitas, una nación vecina que había atormentado al pueblo de Israel en el pasado.

La misión que Dios le había encomendado, era que debía destruir todo cuanto los amalecitas tuvieran, a la par, con ellos mismos.

Sin embargo, aunque Saúl fue a atacarlos, decidió conservar con vida al rey y no destruir lo mejor del botín, sino conservarlo para sí y para el ejército.

Cosas contrarias a lo que Dios le había ordenado.

Adicionalmente, en lugar de dar la gloria a Dios por la victoria, se hizo para sí un monumento celebrando la victoria en su honor propio.

En ese momento, Dios se comunica con el profeta Samuel y le indica que ha decidido quitar el reino a Saúl por causa de su desobediencia.

Samuel, afligido, va al encuentro de Saúl para darle el mensaje de parte de Dios.

Al llegar, lo primero que Saúl le dice es que ya cumplió con la misión que se le había encomendado.

Samuel le reprocha diciendo que no es así, pues ha conservado el botín y con esto ha pecado en contra de Dios.

Veamos lo que la biblia presenta como la respuesta de Saúl:

—¡Yo sí he obedecido al Señor! —insistió Saúl—. He cumplido la misión que él me encomendó.

 

Traje prisionero a Agag, rey de Amalec, pero destruí a los amalecitas.

 

Y del botín, los soldados tomaron ovejas y vacas con el propósito de ofrecerlas en Guilgal al Señor tu Dios.

 

1 Samuel 15:20 – 21

Quisiera que notemos la actitud de Saúl ante la amonestación.

Dios mismo le está mandando un mensaje a través del profeta.

En lugar de aceptarlo con humildad, decide justificar su proceder e incluso culpar a otros por su responsabilidad.

También mintió descaradamente al decir que el botín era para hacer sacrificios al Señor.

Este comportamiento tiene una explicación: la confianza en uno mismo, en lugar de confiar en Dios.

Querido lector, un problema que había en la vida de Saúl, es que no había comprendido que todo cuanto tenía, todo cuanto había alcanzado, todo cuanto podía hacer, y llegar a ser era resultado del favor de Dios.

Saúl no logró comprender que el éxito de su reinado no se trataba de sí mismo y de sus cualidades o capacidades, sino que se trataba de la bendición de Dios.

Por esto, pensando que los resultados dependían de sí mismo, no confió en Dios y en sus instrucciones.

Pensó que Dios no le daría todo lo que él quería, por eso pensó que él debía tomarlo por sí mismo, pensó que Dios no conservaría su reino, así que él debía mantenerlo.

Pero estaba equivocado.

Si hubiera agachado la cabeza y dejado a Dios ser Dios en su vida, entonces su historia habría sido diferente.

Pienso que esta historia nos enseña que el antídoto para dejar de justificarnos a nosotros mismos cuando actuamos mal, es una humildad arraigada en una confianza en Dios y no en el yo.

Si le pedimos a Dios que nos ayude a comprender que Él nos ama y nos dirige.

Si le pedimos a Dios que nos ayude a comprender que Él sabe lo que es mejor para nuestra vida.

Si le pedimos a Dios que nos ayude a confiar en Él y no en nosotros mismos.

Entonces no vamos a necesitar justificarnos cuando actuamos mal, porque probablemente no cometeremos esos errores en primer lugar, y si los cometemos, entonces tendremos la humildad suficiente para aceptarlos y pedir perdón.

El secreto está en vivir una vida cercana al corazón de Dios, desde allí todas las cosas se ven en la correcta perspectiva, incluidos tú y yo.

Espero que estas palabras hayan sido de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Te justificas a ti mismo cuando actúas mal? ¿Culpas a los demás? Compártelo en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo dejar de justificarme cuando actúo mal según la biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

2 thoughts on “Cómo dejar de justificarme cuando actúo mal según la biblia

  1. Paz y bendicion d Dios para uds, mi justificacion viene cuando no pongo al Señor en primer lugar, cuando no medito en la Palabra, cuando a veces ni siquiera la leo, encuentro mil excusas, que me parecen válidas para justificar que no hice lo que debía, el espiritu santo d Dios, obra en mí pero yo debo poner voluntad, esforzarme, cosa q no hago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.