Cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia

Cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia

Tiempo de lectura:15 Minuto, 42 Segundo

Cómo creyentes es natural querer saber cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia.

Todos en la vida pasamos problemas y dificultades.

Algunos quizá como tú tienen que enfrentar las circunstancias más adversas y terribles.

Otros, por el contrario, viven vidas más bien estables y tranquilas.

Pero la realidad es que no hay una sola persona en la tierra que pueda decir que no tiene problemas.

Ese es el importante tema del que quisiera hablarte hoy.


Qué dice la biblia sobre los problemas

La biblia enseña que todos los problemas tienen su raíz en el pecado.

Algunos problemas se ocasionan porque alguien controlado por el pecado nos los causa, otros ocurren por consecuencias de nuestros propios errores y pecados.

Otros problemas como las enfermedades ocurren porque el cuerpo de los seres vivos en este planeta se deterioró luego de la caída de la raza humana.

Otros como la pobreza o la injusticia nos ocurren porque vivimos en un mundo afectado por el mal.

Sin embargo, la biblia es clara en señalar que Dios no nos envía problemas ni es la causa de nuestros problemas.

Por el contrario, Dios es y quiere que lo veamos como la solución real a todos nuestros problemas en la vida.


El propósito de Dios detrás de los problemas

Aunque, como hemos dicho ya, Dios no causa nuestros problemas, él siempre va a usar cualquier circunstancia de nuestra vida para ayudarnos a crecer.

Dios no permite que nuestros problemas sean un desperdicio, sino que el propósito de Dios detrás de los problemas es que nos ayuden a crecer como personas e hijos suyos, y que nos ayuden a acercarnos más a Él.


Cómo nos ayuda Dios en nuestros problemas

En los problemas de nuestra vida, Dios nos ayuda de diferentes maneras, una de ellas es ayudándonos a solucionarlos mediante alguna persona, algún acontecimiento o algún milagro.

También hay casos en que Dios nos ayuda en nuestros problemas, dándonos paz en medio de ellos y paciencia para enfrentarlos.

No solo eso, sino que Dios es también nuestra fuerza para avanzar y seguir luchando a pesar de los problemas.

La biblia enseña que Dios nunca nos deja solos y que en nuestros problemas él nos ayuda al estar con nosotros y hacernos sentir su amor y compasión.


Qué nos enseña Dios a través de las dificultades

Aunque Dios nunca nos manda dificultades, el sí puede aprovecharlas de la mejor manera para que seamos mejores y desarrollemos nuestro máximo potencial.

Algunas cosas que Dios puede enseñarnos a través de las dificultades y problemas, es a ser más paciente, a ser más humilde, a ser más honestos, más obedientes a su voluntad.

Dios puede enseñarnos a ser más generosos, más fieles, más leales.

A tener más fe.

En fin, dependiendo del tipo de problema y sus causas originales, Dios puede enseñarnos cualquier cosa buena que nos sea necesario aprender para ser mejores hijos suyos.


Cómo enfrentar los problemas según la Biblia

Una de las claves que la biblia enseña acerca de cómo enfrentar los problemas, es que siempre busquemos a Dios y confiemos en Él.

No existe un problema más grande que Dios y si le permitimos a Dios que nos ayude en medio de nuestras dificultades, entonces podremos ser victoriosos y obtener el mejor resultado de esas experiencias.

Permite que comparta contigo más en detalle acerca de este tema a través de un estudio bíblico y algunos consejos de Dios que encontrarás en la parte de abajo.


Estudio biblico sobre los problemas de la vida

Existe en los evangelios una historia a la que francamente nunca le había prestado atención hasta ahora.

Siempre la leía con rapidez, sin darme cuenta del bello tesoro que guarda.

La había pasado por alto tantas otras veces, pero hoy el Espíritu Santo me permitió ver en ella una enseñanza fascinante.

Tan fascinante como cada cosa que hacía Jesús.

Si como a mí, a ti te gustan las historias cortas y profundas; te invito a que la leas conmigo para introducirnos en la temática.

“(…) se celebraron unas bodas en Caná de Galilea; (…) Jesús y sus discípulos fueron invitados a la boda.

 

Cuando se terminó el vino, la madre de Jesús le dijo: «Ya no tienen vino.»

 

Su madre dijo a los que servían: «Hagan todo lo que él les diga.»

 

En ese lugar había seis tinajas de piedra para agua (…).

 

Jesús les dijo: «Llenen de agua estas tinajas.»

 

Y las llenaron hasta arriba.

 

Entonces les dijo: «Ahora saquen lo que está allí, y llévenselo al catador.»

 

Y se lo llevaron.

 

El catador probó el agua (…)

 

Entonces llamó al esposo, y le dijo:

 

«Todo el mundo sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces sirve el menos bueno; ¡pero tú has reservado el buen vino hasta ahora!»”‭‭

 

| Juan‬ ‭2:2-3, 5-10‬

En esa historia particular había personas que como tú estaban enfrentando un problema y nos enseña importantese lecciones sobre cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia.

Y tú dirás, «no, pues, que gran problema el de ellos». «Si eso te parece un problema, revisa el mío».

Aunque no lo creas y hoy día no parezca, se trataba de un problema serio para estas personas.

Te explico por qué:

En la antigüedad las bodas duraban varios días y era un evento pomposo e importante.

Un asunto de honor familiar.

Realmente era algo muy trascendental para estas personas, porque cuando se casaban dos individuos no se casaban solo ellos, no, sino que las familias a las que ellos pertenecían se unían en una sola.

Algo así como las historias de Shakespeare u otras que relatan la Edad Media y los matrimonios a conveniencia por razones políticas y económicas.

Claramente en el relato quien se estaba casando no era cualquier persona, sino que se trataba de familias influyentes.

Y tú dirás, ¿de dónde sacas eso, Daniel?

Pues esto se puede ver claramente en la logística del matrimonio, la cual involucraba sirvientes, un catador de vinos y el invitar personalidades reconocidas como ya lo era Jesús en ese momento.

Ten la certeza que en esa boda había decenas de personalidades relevantes y algo tan trascendental como el honor y la honra de la familia estaba en juego.

Era pues necesario hacer una boda donde los invitados pasaran los más agradables momentos y recibieran las mejores atenciones de parte de las familias que participaban del casamiento.

Pero ocurrió, como suele suceder en todo matrimonio, que con todos los preparativos hechos algo salió mal.

Esta vez no fue que se le extraviara el anillo al padrino, o que hubiera un tráfico imposible de transitar y el sacerdote o pastor no llegara a tiempo, o que se enfermara la dama de honor.

No.

Se acabó nada más y nada menos que el vino.

Algo que culturalmente, para el Israel de ese entonces, era indispensable en las celebraciones.

Seguramente faltaban varios días para que la celebración terminara.

Ya te puedes imaginar el estrés de la pobre novia y la preocupación del novio.

Pero imagínate la desesperación y la vergüenza de los suegros, quienes eran los que ofrecían el evento.

Si hasta aquí quedó claro por qué esto era un problema importante para ellos, creo que podemos continuar.


Consejos de Dios para enfrentar los problemas

#1 Invita a Jesús a tu vida

La primera cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Tener a Jesús en nuestra vida hace que todo sea más llevadero, por duro que sea.» username=»soysegundo1″]

Dentro de la logística del evento, ellos habían tenido un acierto muy importante.

Quien quiera que haya planeado este evento, déjame decirte que aunque se le hubiera acabado el vino, se le perdona porque hizo algo que estuvo demasiado bien.

Habían hecho algo que muchas veces en la vida tú y yo no hemos hecho y que debería ser lo primero que hagamos cada día y en cada cosa que hagamos.

Pero sobre todo algo que tomemos la decisión de hacer desde hoy y para siempre.

¿Alguna idea de que se trata o de que estoy hablando?

¿Una pista?

No se habían olvidado de invitar a la persona más importante del universo.

¿Ahora si eh?

No se habían olvidado de invitar a Jesús.

Déjame decirte que el wedding planner se merece una bonificación jugosa.

No sé tú, pero yo personalmente lo pondría a organizar mi boda.

Así se le volviera a acabar “el vino” o todo lo demás le saliera mal.

El organizador del evento la saco del estadio con eso que hizo.

Ellos no esperaron que algo saliera mal para mandar a buscar a Jesús; no, ellos estaban cerca de Jesús, porque para ellos el hecho de que Jesús estuviera allí era fundamental, con independencia de cualquier cosa que pudiera pasar.

Jesús era alguien crucial en sus vidas y por eso él estaba allí.

Sabes, muchas veces en la vida cometemos el error de querer encarar la vida sin Jesús.

Queremos avanzar en nuestros propósitos, sueños, hogares, familias, carreras, etc.; pero sin invitar a Jesús.

Y permíteme decirte algo.

Ese es un error garrafal.

No solo por el gozo, la alegría y la bendición que le puede traer a la fiesta de tu vida la presencia de Jesús.

Tampoco nada más por la importancia vital de que el rey del universo esté en tu fiesta, sino porque te estás perdiendo de todo si él no está ahí.

La razón por la que la boda no fue un total fracaso, un descrédito y una deshora para la familia. La razón es que ellos cuando tuvieron un problema no tuvieron que ir a tratar de encontrar a Jesús, no.

Ya Jesús estaba ahí.

Lo más importante que puedes hacer para enfrentar los problemas y dificultades de tu vida es invitar a Jesús a la fiesta.

Es invitar a Jesús a todo lo que hagas.

Si no lo habías invitado antes, y estás ahora necesitando su ayuda; no te preocupes.

El señor Jesús dice en su palabra: el que viene a mí yo no le echo fuera.

No es tarde para invitar a Jesús a la fiesta. Solo tienes que mandarlo a llamar y él estará dichoso de estar ahí contigo.

Sobra aclarar que cuando digo fiesta es una analogía a la vida o cualquier situación que estés enfrentando.


#2 Llevale tu problema a Jesús antes que a nadie

La segunda cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Llevarle nuestros problemas a Jesús antes que nada, es ahorrar tiempo valioso. En lugar de tratar de desesperarnos buscando una solución por nuestros propios medios, iremos a la fuente de toda solución.» username=»soysegundo1″]

Otra cosa importante y muy sabia que hicieron los encargados de la fiesta fue que ellos antes que a nada y a nadie acudieron con su problema a Jesús.

¿Sabes por qué?, porque sabían que podían contar con él.

Ellos no se fueron primero a ver dónde conseguían vino o mandaron a comprar uvas, tampoco se pusieron a pelear entre sí a ver quién tenía la culpa de lo que estaba pasando.

No.

Ellos antes que nada fueron y presentaron su problema a Jesús.

Tú eres tan consciente como yo que muchas veces no hemos tenido la sabiduría de hacer eso.

Siempre estamos tratando de solucionar los problemas con las ideas propias, los consejos de amigos, información que encontramos por internet, videos de YouTube…

Peor aún, algunos ni siquiera intentamos solucionar nuestros problemas, sino que solo nos quedamos mirando el desastre.

Pero no es necesario que carguemos con la dificultad solos si Jesús dijo: “venid a mí los que estéis cargados y cansados, y yo os haré descansar”

Si hoy sufres un problema, no sigas luchando solo con él, no sigas intentando solucionarlo solo por tus medios.

Tráelo a Jesús.


#3 Confia plenamente en lo que Dios está obrando

La tercera cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Aunque no entendamos lo que Dios está haciendo para ayudarnos, siempre podemos confiar en que el se está moviendo a nuestro favor.» username=»soysegundo1″]

En la historia el Señor con amor sincero hace algo maravilloso.

Algo que no tenía mucho sentido para los que observaban.

Él manda a llenar unas tinajas con agua.

Y yo me pongo a pensar que hubiera hecho yo en lugar de los sirvientes de la fiesta.

Si yo le hubiera llevado ese problema a Jesús, yo hubiera esperado más bien que el señor dijera a sus discípulos algo como:

– Hagamos una colecta acá entre los de confianza, discretamente, para ayudar con el costo del vino.

– Bueno, discípulos: divídanse en grupos de a dos y vayan por todas las tabernas de Caná buscando vino.

– Cuando encuentren vino me mandan un WhatsApp yo me teletransporto y pago.

– Ustedes vienen y lo traen corriendo y así vamos solucionando el problema.

Para mé ese hubiera sido un súper plan para solucionar el problema.

Tiene sentido, está organizado, es metódico.

Pero Jesús no obro de la forma en que yo hubiera esperado…

Y pienso en lo que podía pasar por la mente de los sirvientes cuando Jesús les dice:

– Jesús: llenen estas seis tinajas de agua…

– Sirvientes: ehhh ¿cómo así? ¿Para qué o qué?

– Jesús: llenen las tinajas

– Sirvientes: ¿pero con agua?, ¿agua, agua o revuelto de agua con un poquito de vino que nos queda?

– Jesús: agua, agua,

– Sirvientes: vino señor, necesitamos es vino. V-I-N-O, no agua, V-I-N-O

¿Pero sabes?, me encanta que ellos no hicieron lo que tú y yo hubiéramos hecho, o lo que hacemos con frecuencia.


#4 Da pasos de fe

La cuarta cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Por ilógico que nos parezca, por mucho que no entendamos lo que está pasando, así no veamos que nada pase, debemos avanzar confiando en que Dios nos ha prometido sabe lo que hace.» username=»soysegundo1″]

Con independencia de cuál momento estemos atravesando, llevemos nuestro problema al señor y confiemos en la solución que él está obrando, aunque no la veamos.

Ellos simplemente obedecieron a Jesús y llenaron las vasijas, aunque en su lógica no tuviera sentido.

Creyeron en que el señor sabía lo que estaba haciendo.

Confiaron en él.

Esto nos debe enseñar una lección hermosa.


#5 Acepta su maravillosa y amorosa voluntad

La quinta cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Al llevarle nuestro problema a Jesús, no esperemos decirle cómo tiene que solucionarlo, o no pretendamos suponer cuál es la solución que él nos va a dar. Simplemente confiemos en Él.» username=»soysegundo1″]

La escritura no dice que los sirvientes llenaron de mala gana las vasijas, o que llenaron solo algunas.

No.

La escritura dice que las llenaron “todas, hasta arriba”

Confiar, creer, tener fe en lo que sea que el señor obre en la circunstancia que estás atravesando una vez le lleves tu problema.

Si el señor te abre una puerta.

Si el señor te da una palabra, no te quedes ahí pensando si obedeces o no.

Actúa.

Porque ¿sabes que pasó después?

Jesús ya había obrado el milagro, pero nadie lo sabía.

Les da una orden a los sirvientes:

Saquen «lo que está allí» y llévenselo al catador.

De nuevo, yo me imagino la cara de los sirvientes ante esta orden y el miedo que sentían de ir donde el catador con un vaso de agua.

Quizá pensaban: «bueno, hasta hoy llegó nuestra carrera en esta empresa, se nos acabó el trabajo. Tan pronto el catador pruebe esta agua seguro que nos hace echar a todos»…

Pero lo hermoso de esto es que ninguno cuestionó a Jesús.

Simplemente, obedecieron y aceptaron lo que estaba pasando.

Ellos dieron el paso de fe al creer y obedecer.

Eso es muy importante.

No te pongas a decirle al señor, «señor, pero esto es agua… Necesitamos vino, V-I-N-O…»

No.

Avanza, cree, confía, obedece.

Porque lo más hermoso estaba por pasar.


#6 Ve el milagro

La sexta cosa que esta historia nos enseña acerca de como enfrentar los problemas de la vida según la biblia, es que:

[bctt tweet=»Si confías en Dios, el Señor le dará la mejor solución posible del universo a tu problema. Aun cuando en el momento no la puedas entender, lo entenderás después.» username=»soysegundo1″]

Ya sabes cómo termina la historia.

Intenta comprender conmigo esto: de acuerdo con los premios Wine Spectator, el mejor vino del mundo para el año 2017 fue el vino Duckhorn 2014. Que se puede conseguir por 98 dólares la botella.

(No estoy recomendándote irlo a comprar, aclaro…)

Buen, la historia termina con Jesús haciendo el vino más exquisito en la historia del universo que sobrepasa con creces al Duckhorn 2014.

Tan así que el catador dice al novio de la fiesta: “guardaste el mejor vino para el final”.

Ellos ya habían entregado el mejor vino que como seres humanos podían ofrecer al comienzo de la fiesta…

Mira, el señor Jesús puede querer darte el vino que tú esperas, pero te aseguro algo…

Nadie hace un mejor vino que él.

La solución a tu problema puede ser la que tú quieres en este momento.

Si es lo que el señor en su infinito amor y perfecta sabiduría sabe que realmente necesitas o te conviene ahora.

Pero puede que no sea esa la solución.

Con la certeza que me da la experiencia, te puedo decir que si confías en él, el señor te dará a probar el mejor resultado posible del universo.

Si, el mejor resultado posible del universo, para que cuando mires hacia atrás solo puedas decir: señor, gracias, porque nadie como tú hubiera podido darme lo mejor del mundo.


Conclusión

Recuerda para enfrentar los problemas de tu vida y salir victorioso debes:

  1. Invitar a Jesús a tu vida.
  2. Llevarle tu problema a Jesús antes que a nadie.
  3. Confiar plenamente en lo que él está obrando.
  4. Dar pasos de fe.
  5. Aceptar su maravillosa y amorosa voluntad.
  6. Ver el milagro.

¿Y tú qué opinas? ¿Cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo enfrentar los problemas de la vida según la Biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.