como mejorar mi espiritualidad

Cómo ser feliz según la biblia

Tiempo de lectura:4 Minuto, 44 Segundo

La felicidad es una de las palabras más importantes en nuestro vocabulario y psicología hoy por hoy.

Toda persona quiere ser feliz.

Estamos constantemente buscando un ideal de bienestar y alegría.

Sin embargo, en muchos casos no podemos definir siquiera lo que la felicidad realmente es.

Por eso el día de hoy me gustaría ofrecer una perspectiva sobre cómo ser feliz según la biblia.


Cita bíblica sobre ser feliz

Antes de empezar, quisiera que medites conmigo en estas palabras:

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

 

Éste era en el principio con Dios.

 

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

 

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

 

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

 

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

 

En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

 

A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

 

‭‭Juan‬ ‭1:1-5, 9-14‬

En mi opinión estos versículos tienen mucho que ver con la verdadera felicidad de la que habla la biblia.

Nunca antes había leído este pasaje de esta manera.

Para mí, como para ti quizá, era usual leer este texto y concentrarme en la afirmación de que el señor Jesús es el verbo de Dios.

Y francamente antes no entendía muy bien de qué se trataba esto.

Veamos algunas observaciones sobre cómo ser feliz según la biblia partiendo de estos versículos.


Para ser feliz hay que vivir la verdadera vida

No es posible ser feliz a menos que abandonemos el camino errado en que vivimos y escojamos vivir la vida con Jesús.

La razón por la que tantas personas no somos felices es porque vivimos mal la vida.

Pensamos quizá inconscientemente que vivir la vida es vivir en excesos, vicios, dependencias emocionales, o entretenimientos nocivos.

Vivimos persiguiendo cosas superficiales como el dinero o la fama.

Pero esa no es la verdadera vida.

Alguna vez escuché decir a un cantante secular que el señor Jesús es verbo y no sustantivo.

Pienso que tenía la razón.

Refiriéndose al hecho de que no bastan con poseer información intelectual del Señor, sino que es menester imperante poner en práctica sus enseñanzas.

Pensando en el texto anterior, respecto del tema de que para ser feliz hay que vivir la verdadera vida.

A mi corto entendimiento le resulta hermoso pensar como el apóstol declara que Jesús es “vida”.

Si, cuando el apóstol dice que Él es el verbo y que por él todas las cosas fueron hechas, y que sin Él nada de lo que existe fue hecho, está declarando que el señor es vida.

Es vida que disipa la muerte, es vida que conquista el vacío de la inexistencia.

Él sin sentido de los días carentes de propósito.

Es vida que hace reverdecer y florecer los espacios del corazón y llena de gozo y propósito la existencia.

Quien que conmigo lo haya experimentado, quien que haya conocido lo que es amar al señor, pasar en Él de muerte a vida, quien tal no podría atestiguar conmigo que es cierto.

El señor es vida.

Es vida abundante.

Es vida plena.

Es el verbo que crea y somete a orden el caos.


En Jesús está la verdadera felicidad

La idea anterior, por hermosa y profunda que parezca, quedaría aparentemente incompleta si no comprendiéramos algo adicional.

Y es que el texto de hoy expresa unas palabras que a mi ser le resultan más poéticas y aún más exquisitas.

Dice que el señor Jesús es luz.

Que él es la luz de los hombres.

No me atrevo a afirmarlo categóricamente, porque se requería mucho más conocimiento del que tengo para hacerlo.

Sin embargo, mi comprensión le resulta tener sentido pensar que el apóstol está desarrollando la misma idea desde dos perspectivas distintas.

El señor Jesús es vida, el señor Jesús es luz.

Muchos vivimos en la oscuridad.

El señor es luz.

Es luz en medio de la oscuridad, es luz que alumbra las noches tenebrosas del alma y que en medio de la penumbra del no saber qué hacer sana la visión ciega y endereza los pasos.

Luz que trae claridad a tus ojos y que ilumina tu vida para no seguir cayendo en el hoyo del error y la miseria en que ya tanto has caído.

Es luz que trae color a la existencia.

Luz que disipa la noche triste, fría y eterna del no tenerle.


La clave para ser feliz según la biblia

No tiene sentido seguirle rechazando, mucho menos negando.

Él nos ha dado el privilegio de nacer nuevamente como hijos de Dios, nos ha sacado de las tinieblas a la luz admirable, la cual es conocimiento de su preciosa gloria, gracia y verdad.

El señor Jesús es vida y es luz.

Vengamos pues a diario a la fuente de vida y saciémonos de ella.

Caminemos siempre en la luz de su gloria.

Espero que estas palabras sean de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Cómo crees que se puede ser feliz? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo ser feliz según la biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

2 thoughts on “Cómo ser feliz según la biblia

  1. Dios es amor, es el gran todo poderoso que dio la vida de su hijo para salvarnos, esa es la mejor muestra de amor. Para ser feliz con dios tenemos que respetar su santa voluntad, a fin de cuentas, él nos dará lo que necesitemos para ser feliz y nada más, si nos quita, es porque algo más grande viene en camino y nuestras manos necesitan espacio para algo más grande.

    1. Hola Rodri, veo que estás promoviendo tus escritos o los de alguien más. No hay problema. Gracias por comentar. Bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.