Cómo ser usado por Dios- allow yourself to be used by God

Cómo ser usado por Dios según la Biblia

Tiempo de lectura:5 Minuto, 48 Segundo

Quienes amamos a Dios, anhelamos vivir para Él y serle útiles. Con frecuencia nos preguntamos cosas tales como: cómo ser usado por Dios.

Hay muchas formas en que podemos servir a Dios y serle útiles, basta con mirar a nuestro alrededor para ver la gran cantidad de oportunidades que existen en nuestra sociedad para ayudar a las personas en necesidad.

Al servir a otros, servimos a Dios también.

Existen formas específicas en que Dios puede usarnos para propósitos concretos y hoy quisiera hablarte de ello.

En esta ocasión quisiera compartir contigo un poco acerca de la historia de vida de un hombre que fue grandemente usado por Dios.

El profeta Samuel.

Desde antes de Nacer, Samuel había sido consagrado a servir a Dios por su madre, quien se lo había pedido a Dios en oración, siendo estéril.

Al nacer Samuel, después de cumplir el tiempo de lactancia, su madre lo llevó al tabernáculo y lo entregó al sacerdote Elí para que fuera su siervo.

Samuel creció junto al sacerdote Elí, sirviendo a Dios en su tabernáculo.

En aquel tiempo, Dios no se comunicaba con el pueblo de Israel porque los hijos de Elí, quienes eran los sacerdotes, deshonraban a Dios cometiendo pecados al utilizar mal las ofrendas e incluso tener relaciones sexuales con las mujeres del pueblo dentro del tabernáculo.

Dios no podía usar a los líderes religiosos de esa época porque eran hombres perversos que no le temían y no lo honraban.

En cierta ocasión, cuando samuel era aún Joven, Dios se puso en contacto directo con él.

Lee conmigo parte de la historia:

Entonces el Señor se le acercó y lo llamó de nuevo:

 

—¡Samuel! ¡Samuel!

 

—Habla, que tu siervo escucha —respondió Samuel.

 

—Mira —le dijo el Señor—, estoy por hacer en Israel algo que a todo el que lo oiga le quedará retumbando en los oídos.

 

Ese día llevaré a cabo todo lo que he anunciado, de principio a fin, en contra de Elí y su familia.

 

Ya le dije que por la maldad de sus hijos he condenado a su familia para siempre; él sabía que estaban blasfemando contra Dios y, sin embargo, no los refrenó.

 

Por lo tanto, hago este juramento en contra de su familia: ¡Ningún sacrificio ni ofrenda podrá expiar jamás el pecado de la familia de Elí!

 

Mientras Samuel crecía, el Señor estuvo con él y cumplió todo lo que le había dicho.

 

Y todo Israel, desde Dan hasta Berseba, se dio cuenta de que el Señor había confirmado a Samuel como su profeta.

 

Además, el Señor siguió manifestándose en Siló; allí se revelaba a Samuel y le comunicaba su palabra.

 

1 Samuel 3: 10 – 14 ; 19 -21

Para hablarte de como ser usado por Dios, quisiera contrastar la diferencia en el carácter de los hijos de Elí, a quienes Dios no podía usar, y Samuel, a quien Dios constituyó como profeta, haciendo algunas observaciones.

Tener temor de Dios y amarle

El primer contraste que quiero realizar, es que los hijos de Elí, quienes se suponían eran los siervos de Dios al ser sus sacerdotes, no amaban a Dios.

Estos hombres irrespetaban las ofrendas del pueblo, contaminaban la casa de Dios con pecados y ejercían el sacerdocio con manos y corazones impíos.

Por contraste, Samuel en su juventud había sido correctamente instruido en amar, honrar y respetar a Dios.

Samuel vivió sus cortos años en el tabernáculo ayudando en lo que podía y aprendiendo de quienes tenían más conocimiento.

Para que Dios nos use para su servicio, es necesario que le temamos, honremos y amemos. De lo contrario, al estar en una posición de servicio, en lugar de servirle, profanaremos lo santo y lo bueno.

Ser fiel y obediente

El segundo contraste que quiero realizar entre Samuel y los hijos de Elí es que los hijos de Elí no eran fieles a Dios en la labor que les había sido encomendada.

Ellos tenían deberes que cumplir y normas que acatar. Sin embargo, empezaron a descuidar su fidelidad en el cumplimiento de sus deberes y así su aprecio y respeto por lo santo se fue debilitando hasta el punto en que se convirtieron en hombres blasfemos.

Más aún, los hijos de Elí no obedecían a su padre, quien ya les había llamado la atención por sus pecados y les había pedido que se arrepintieran de ellos. En lugar de hacerlo, ellos continuaron con sus maldades desobedeciendo a su padre.

Por contraste, el joven samuel era fiel en su trabajo del templo. Hacía lo que podía de la mejor manera posible con diligencia. Así mismo, podemos ver de la historia que al pensar que Elí lo llamaba en la noche, se despertó de su sueño y en tres ocasiones fue a ver lo que su mentor necesitaba.

Dios puede usar a personas dispuestas a ser fieles en el llamado que él les dé. Si no estamos dispuestos a ser fieles y a hacer nuestro trabajo, más aún, si no lo estamos haciendo en este momento.

Para qué queremos que Dios nos use en algo más, necesitamos aprender a ser fieles en el presente para que cuando se nos den responsabilidades mayores seamos también fieles. No podemos esperar que la fidelidad y la obediencia nos sean otorgadas con el llamamiento. Necesitamos desarrollarlas desde ahora para ejercitarlas en todo tiempo.

Estar en una posición de servicio

El tercer contraste que me gustaría realizar, es que ser útiles a Dios implica servir. No hay un solo trabajo en la obra de Dios que no implique servicio.

Así pues, del mismo modo en que samuel estaba en una posición de servicio en el templo, nosotros para ser usados por Dios debemos mantener una actitud igual.

Estar siempre dispuestos a servir en la forma y en la medida en que las oportunidades se nos presenten.

Si quieres ser usado por Dios, entonces date ahora mismo la oportunidad de servir conforme tengas a la mano para hacerlo.

Conclusión

Diferentes cosas pueden decirse acerca de cómo ser usado por Dios; sin embargo, quisiera concluir esta publicación diciendo que ser usado por Dios no es tanto un asunto de capacidades como lo es de carácter.

Cuanto más cerca estamos de Dios, permitiéndole que obre en nuestra vida para hacernos a la semejanza de cristo, más preparados estaremos para servirle de la mejor manera.

Espero que estas palabras sean de bendición para tu vida y te ayuden un poco a prepararte para ser usado por Dios.

¿Y tú qué piensas? ¿Te gustaría ser usado por Dios?  Compártelo en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo ser usado por Dios según la Biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.