Cómo tener una relación personal con Dios según la biblia

Cómo tener una relación personal con Dios según la biblia

Tiempo de lectura:4 Minuto, 13 Segundo

Tener una relación personal con Dios es una experiencia que transforma completamente la vida.

Construir y mantener esa relación, esa relación personal e íntima con Dios, es lo que le da significado real a la vida de cada ser humano.

Fuimos creados para vivir relacionados íntimamente con Él.

Pero ¿cómo se puede lograr eso? ¿Cómo tener una relación personal con Dios? ¿Cómo tener una relación íntima con Dios?

Hoy, mientras estudiaba la biblia en el libro de Filipenses, las siguientes palabras saltaron del texto y se fijaron en mi memoria.

“Doy gracias a mi Dios cada vez que me acuerdo de ustedes.”

 

Filipenses 1:3

Quisiera hablarte acerca de ellas y contarte por qué pienso que en este corto pasaje, hay una idea que es clave para tener una relación personal con Dios.

Verás, para la mayoría de personas, es posible que Dios sea un concepto, algo así como una idea abstracta, algo o alguien que está ahí, pero que no entendemos lo suficiente y, por lo tanto, no sabemos cómo relacionarnos con Él.

Pero no debería ser así.

Fíjate en este pequeño detalle: el apóstol Pablo en este pasaje se refiere a Dios como “mi Dios”.

Él podía haber dicho «nuestro Dios» o simplemente podía haber dicho «Dios», pero no lo hizo.

Esa expresión, «mi Dios» nos deja ver que Pablo tenía una relación personal e íntima con Dios.

Había algo que Pablo había interiorizado y que nosotros necesitamos interiorizar también.

Si bien es cierto que cosas como la oración, el estudio de la biblia, la gratitud, el ayuno, entre algunas otras disciplinas espirituales; nos ayudan a profundizar y mantener nuestra relación con Dios, no es posible tener una relación personal con Dios si antes no entendemos que Dios es «mi Dios».

Es decir, lo primero que necesitas, es comprender que Dios es un ser personal que se interesa por cada criatura del universo de una forma individual.

Jesús murió por ti de forma particular. Él no llevo los pecados de la humanidad de forma general, él llevó cada pecado tuyo y mío y pago el precio por ellos.

Para tener una relación personal con Dios necesario romper ese paradigma de una idea generalizada de Él. Comprender que Dios no es el Dios de un grupo de individuos a los que él supervisa de manera general.

No, Dios es «tu Dios», Dios se interesa en ti de forma individual, Jesús murió y resucitó por ti de forma individual. Por eso tú puedes acercarte a Él como si fueras la única persona en el universo.

Comprender que cuando decimos que Dios es padre, no sirve tener esa idea de forma abstracta hasta que no comprendemos que Dios es nuestro padre.

Necesitas decir de Dios “mi padre” para poder acercarte realmente a Él.

Comprender que Dios no solo es amigo, sino que es «mi amigo».

Cuando quitamos las barreras mentales que hemos puesto, o que la vida nos ha interpuesto; las cuales nos separan de Dios, entonces podemos desarrollar una relación personal con Él.

Cuando comprendemos que podemos entrar en su presencia y relacionarnos con Él cómo si no existiera nadie más en el universo; entonces comprendemos que Él es «mi Dios», «mi padre», «mi amigo», «mi confidente», «mi ayudador», «mi sustentador», mío, mío, mío. 

La experiencia de los demás con Dios no cuenta, solo cuenta la mía

Ahora, quiero que comprendas también que hay razones psicológicas por las cuales esto es más fácil de comprender para unas personas que para otras.

Es posible que en tu vida hayan pasado cosas que no fueron tu culpa, pero que hicieron que tu idea de Dios no se formara correctamente. Quizá la ausencia de un padre amoroso en el cual confiar plenamente, quizá abusos, quizá la perdida de alguien, alguna enfermedad. Existen muchas posibles razones que dificultan la apropiación de esa idea.

Aun así, tu pasado no te define, Dios puede ayudarte a comprender, a sanar y a acercarte a Él.

Date la oportunidad de analizar tu perspectiva de Dios.

Piensa si lo estás viendo cómo alguien abstracto, general.

Si es así, empieza a preguntarte por qué, quizá busca la ayuda de alguien que pueda orientarte.

Empieza a enseñarte a ti mismo que Dios es «tu Dios», Dios es «tu padre», Dios es «tu amigo».

Estoy seguro de que cuando lo hagas tu experiencia de fe tomará un rumbo en el cual será completamente distinta.

Eso hará una gran diferencia y te pondrá en el sendero correcto para desarrollar una relación personal e intima con Dios.

Espero que estás palabras puedan ser de bendición para tu vida.


¿Y tú qué piensas? ¿Te gustaría tener una relación personal con Dios? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Cómo tener una relación personal con Dios según la biblia

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.