respeto y obediencia a los padres

¿Por qué le debemos respeto y obediencia a los padres? El ejemplo de Jesús

Tiempo de lectura:3 Minuto, 33 Segundo

Recuerdo bien mis días de adolescencia, con frecuencia me resultaba imposible de comprender los razonamientos de mi madre.

Esa etapa en que queremos ser independientes, pero aún no estamos listos para serlo y tenemos que soportar que nuestros padres nos digan que hacer aun cuando no pareciera justo o correcto.

¿Por qué le debemos respeto y obediencia a los padres?

En esa época con frecuencia no pareciera tener sentido obedecerlos.

Mirando hacia atrás, me hubiera gustado poder tener la bendición de tener una más familia funcional, de tal forma que me resultase más fácil confiar en ellos y someterme a su consejo.

Seguramente no hubiera cometido tantos errores.

Ahora, pienso en Jesús y su relación con sus padres.

Por ejemplo, es interesante como Jesús respetaba a su madre y le obedecía.

Una ocasión que me impacta bastante, es la de las bodas de Caná.

Todos conocemos la historia, pero lee conmigo este corto pasaje:

«Cuando se terminó el vino, la madre de Jesús le dijo:

 

<<Ya no tienen vino.>>

 

Jesús le dijo:

 

<<¿Que tienes conmigo, mujer? Mi hora aún no ha llegado.>>

 

Su madre le dijo a los que servían:

 

<<Hagan todo lo que él les diga.>>

 

Juan 2:3-5

María tenía claro que Jesús no estaba interesado en hacer milagros públicos en ese momento de su ministerio.

Sin embargo, sintiendo compasión por los organizadores de la boda, quienes probablemente eran sus amigos, va a Jesús a pedirle ayuda.

Me hubiera gustado estar ahí para notar la comunicación no verbal entre Jesús y su mamá.

El evento es un poco enigmático porque la respuesta de Jesús a la solicitud no fue afirmativa, es decir, no le dijo a su madre que él resolvería el problema.

Por el contrario, le dijo que prefería no hacerlo.

En la historia ella pareciera no haberle prestado atención a la respuesta de Jesús.

Les dice a los encargados que sigan las instrucciones de Jesús.

Quizá Jesús tuvo uno de esos momentos en que las miradas hablan más que las palabras y a través de las miradas su madre comprendió que él ayudaría.

Lo que si podemos comprender es que María conocía a su hijo.

Ella sabía y confiaba en que su hijo no la deshonraría y le obedecería con amor mediante su ayuda.

Para ese momento, Jesús tenía alrededor de treinta años.

Seguramente tenían una relación muy cercana y aunque ella no podía demandar nada del creador del universo, ella sabía que su hijo la amaba.

Es obvio, pues, que María estaba acostumbrada a la obediencia de Jesús.

Quien, a pesar de ser un adulto, honraba, obedecía y respetaba a su madre.

Ahora bien, si Jesús siendo adulto, y siendo nada más y nada menos que ¡Dios!, teniendo que ir en contra de sus preferencias, obedecía a su madre.

¿Crees que eso no nos debería comunicar algo a ti y a mí?

Nuestros padres pueden no tener la razón siempre, de hecho nadie los preparó para ser padres, eso no lo enseñan en la universidad.

Con frecuencia ellos tienen problemas psicológicos y niveles muy altos de estrés también.

Sin embargo, Dios ha prometido que nos bendecirá y nos ayudará para que nos vaya bien si les obedecemos.

De momento en tu vida, pienso que estás bastante Joven, puede ser difícil entenderlos y obedecerles.

Pero créeme, te conviene hacerlo.

Dios no se equivoca y si él te pide que lo hagas es porque es lo mejor para ti.

Recuerda que Jesús también tuvo una mamá y una figura paterna terrenal.

Jesús obedeció con amor a ambos para darnos ejemplo a ti y a mí.

Veamos este video acerca de la Relación con los padres.


¿Y tú qué piensas? ¿Estás teniendo problemas para obedecer a tus padres? ¿Cuál es tu experiencia? Comparte en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

¿Por qué le debemos respeto y obediencia a los padres? El ejemplo de Jesús

Acerca del autor

Daniel & Jessi

Cuando mi mente se llenó de dudas, tu consuelo renovó mi esperanza y mi alegría. Salmos 94:19 | Yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.