Por qué nos pasan cosas malas según la Biblia

Una de las preguntas más justas que podemos hacernos los seres humanos es: ¿por qué nos pasan cosas malas según la Biblia?, incluso, ¿por qué le pasan cosas malas a la gente buena?

Ciertamente, quisiéramos pensar que las cosas «malas» solo deberían pasarle a la gente «mala».

Parece injusto también que a la gente «mala» le pasen cosas «buenas».

Pero, ¿qué dice la biblia acerca de este tema?

Eso es lo que me gustaría compartir contigo el día de hoy.

Quizá una pregunta más real a tu circunstancia sería ¿por qué me está pasando algo malo a mí si soy una buena persona?

Reflexión sobre por qué nos pasan cosas malas según la biblia

Para responder esas preguntas, quiero invitarte a que leas conmigo este corto pasaje bíblico.

De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues no sabemos qué nos conviene pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

 

Pero el que examina los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.

 

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito.

 

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que sean hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

 

Romanos 8: 26 – 29

Quiero darte un poco de contexto.

En el capítulo ocho del libro de Romanos, que es el capítulo donde está el pasaje bíblico de hoy, se nos presentan ideas muy relevantes para considerar el dilema de por qué le pasan cosas malas a la gente buena.

El apóstol Pablo, quien lo escribió, fue un hombre bueno y justo que sirvió a Dios. Sin embargo, tuvo que sufrir muchas calamidades y problemas.

Perdió amigos y familiares, fue azotado, avergonzado públicamente, fue encarcelado, sufrió naufragios, tuvo que salir huyendo porque lo iban a matar, finalmente fue sentenciado a pena de muerte por servir a Dios.

Pasó cosas terribles.

Ahora, ese mismo personaje, teniendo todas estas cosas en su mente, este siervo de Dios en unos pocos versículos anteriores al pasaje bíblico que estudiaremos hoy, nos dice que tenemos una esperanza en medio de nuestras dificultades.

Esa esperanza es que todas estas cosas van a terminar porque tenemos la certeza de la vida eterna en Jesús.

Eso era lo que mantenía a Pablo con buen ánimo y lo ayudaba a seguir de pie avanzando.

Esa bendita esperanza de redención.

Es un regalo de Dios, el cual tú también puedes recibir hoy si no lo has hecho antes.

Ahora bien, después de ese pequeño contexto, volvamos a la pregunta que nos interesa ¿por qué le pasan cosas malas a la gente buena según la biblia?

Ya hemos respondido que las cosas malas ocurren por causa del pecado, pero ahora iremos un poco más allá.

Pues bien, para eso quisiera hacer cuatro observaciones con base en el texto bíblico del día de hoy.


Lo malo nos pasa por causa del pecado

Querido amigo, lo primero que quisiera aclararte es que Dios no provoca en tu vida las cosas malas.

Lastimosamente, vivimos en un mundo debilitado por el pecado.

Un mundo donde las personas hacen aquello que no deberían y eso termina afectando a otros.

Un mundo donde el pecado ha traído enfermedades y toda clase de calamidades.

Es por causa de decisiones propias, decisiones de otros, o por la situación de esta tierra que nos pasan cosas malas.

Mientras estemos en esta tierra no vamos a estar exentos de esto.

Pero quiero recordarte que sin importar tu sufrimiento, o sin importar lo que estés viviendo o hayas vivido; Jesús, Dios mismo, también lo vivió por amor a ti.

Jesús también conoció el dolor y el sufrimiento mientras estuvo en esta tierra y él te mira con simpatía y con amor.

Jesús sufre contigo cuando tú sufres y sufrió contigo en el momento terrible en que te pasó lo que te pasó.

La respuesta de Dios al sufrimiento humano no es la indiferencia, la respuesta de Dios al sufrimiento humano es haber venido a esta tierra a sufrir con nosotros.


Para desarrollar nuestro máximo potencial

La segunda es que el objetivo de vivir en esta tierra como hijos de Dios, quienes hemos aceptado a Jesús como nuestro señor y salvador, no es vivir una vida llena de una comodidad absoluta y sin problemas.

El objetivo es «ser hechos conforme a la imagen de Jesús».

Dios quiere darnos la oportunidad de desarrollar el máximo potencial que ha puesto en nosotros, ese máximo potencial se alcanza al imitar al mejor ejemplo, a Jesús.

Para podernos parecer a Jesús, necesitamos sanar y cambiar cosas que hay en nuestra forma de ser y de pensar producto de lo debilitados que estamos por el pecado.


Para formar un carácter

La tercera observación que quisiera hacer, es que con frecuencia Dios permite las circunstancias difíciles que nos pasan porque ellas nos ayudan a acercarnos a ese fin.

Nos ayudan a formar un carácter más y más similar al de Jesús.

Aunque en el momento, aquello que ocurre parece ser irremediablemente malo, debemos recordar «que todas las cosas obran para bien para los hijos de Dios».

Es decir, aunque no lo podemos ver y entender, el hecho de que Dios lo permita es porque al final algo bueno va a salir de ahí para que desarrollemos nuestro máximo potencial.


Si Dios lo permite, es porque puede usarlo para nuestro bien

La cuarta observación que quiero hacer, es que es apenas natural, que nosotros no podamos entenderlo.

Es apenas natural que le pidamos a Dios que las cosas sean diferentes.

Que sean del modo en que nosotros pensamos que deberían ser.

Y también es natural que cuando Él no nos responde como queremos, entonces nos decepcionemos o incluso nos enojemos con Él.

Tristemente, la respuesta de algunas personas es apartarnos de Dios, pensamos que es injusto con nosotros.

Pero quiero recordarte que no es así.

Cuando tú estás pensando que Dios es injusto contigo, en realidad Él está siendo infinitamente bueno.

Solo que tú no lo puedes entender aún.

Aunque Dios no produce el mal que nos ocurre, si lo permite, es porque puede usarlo para nuestro bien, aunque no lo podamos ver o entender en el momento.

Si pudiéramos ver lo que Dios ve, si tuviéramos la imagen completa, pediríamos aquello que nos conviene y no solo aquello que queremos en el momento.

Somos una obra en proceso en las manos de un Dios de amor.

Aunque no podemos entender la forma en la que no está elaborando, podemos confiar en que para él somos su obra maestra y que él es el principal interesado en que su creación tenga éxito.

Conclusión

Querido amigo, la respuesta a la pregunta por qué le pasan cosas malas a la gente buena, según la biblia, es que Dios ama tanto a sus hijos, que como un buen padre, no siempre nos da lo que queremos, porque nosotros no siempre sabemos lo que nos conviene.

Él sí lo sabe, así que él nos da lo que necesitamos.

En medio de nuestros sufrimientos, el Espíritu Santo intercede por nosotros para que Dios obre en nuestra vida aquello que nos conviene más, a fin de ser conformados a la imagen de Jesús.

A fin de que podamos desarrollar nuestro máximo potencial.

Al final debemos creer y confiar en que Dios es bueno, que Dios nos ama, que Dios se interesa por nosotros individualmente como sus hijos; y en esa conciencia, encontrar nuestra paciencia y esperanza para enfrentar el dolor que el pecado nos causa.

Recordar que si somos pacientes pronto podremos ver un nuevo amanecer.

Dios te bendiga.

Espero que estas palabras sean de bendición para tu vida.


¿Estás pasando por una situación difícil? ¿Te gustaría compartirlo? ¿Cuál es tu opinión sobre el tema o la circunstancia por la que atraviesas? Déjanoslo saber en los comentarios.


¿Estás batallando con algún problema o circunstancia difícil en tu vida, y sientes que necesitas ayuda?

Estamos aquí para ti. Te ofrecemos la posibilidad de hablar con alguien que te ayude a atravesar todas esas cosas difíciles, siempre de la mano de Dios.

consejería cristiana descuento

Utiliza el cupón DIOSPRIMERO2022 cuando vayas a hacer el pago, y obtén un 50% de descuento.

Bendiciones y un abrazo.

Deja un comentario